Berlinas y donuts

Tenía muchas ganas de probar esta receta de Sweet & Sour, pero no veáis la de problemas que me ha dado, así que lo primero que quiero deciros es que si, están riquísimos, de verdad que muy muy buenos, tanto como las recetas anteriores de donuts que he preparado, pero no es una masa para cualquiera…. cuesta un triunfo hacerse con ella y yo personalmente he tenido que agregar mas harina de la que viene en la receta y aun así he renunciado a preparar solo donuts porque era casi misión imposible formarlos…

Resumen, os recomiendo esta receta si sois ya unos expertos en masas pegajosas y no os da miedo no haceros con ella, de lo contrario… tenéis en el blog otras recetas mas facilitas que también os darán un resultado fantástico.

El sabor de esas berlinas recuerda sin duda a las de confitería, son deliciosas y muy suaves. Lo ideal hubiera sido rellenarlas una vez fritas, pero estaba tan hasta el moño de la masa (que ganas pasé de tirar la toalla) que lo último que me apetecía era prepararles un relleno. 

He congelado las que me han quedado y no pierden demasiado, siguen estando muy buenas.

Ingredientes para la esponja; 110gr de harina, 110gr de leche aromatizada con naranja y 9 gr de levadura fresca.

Ingredientes para las berlinas; la esponja, 280gr de harina, 140gr de leche, ralladura de naranja, 1 huevo, 50gr de azúcar, cucharada y media de azúcar invertido y 50gr de mantequilla a punto pomada.

Mezclamos los ingredientes de la esponja y los dejamos levar hasta que doblen su volumen (ahora en verano en 1 hora lo tienes)

Con ayuda de una amasadora (no recomiendo hacer esta masa a mano) mezclamos la esponja con la harina, la leche, la ralladura de naranja, el huevo, el azúcar, el a. invertido y la sal. Dejamos que amase unos minutos hasta que esté todo bien integrado y entonces añadimos la mantequilla.

De nuevo volvemos amasar durante varios minutos, hasta que la masa se despegue de las paredes del vaso.

Ponemos la masa en un bol y dejamos reposar hasta que doble volumen.

Aquí es donde estiramos la masa y cortamos los donuts, cosa medio imposible en mi caso, hice como 5 nada mas. Con ayuda de algo mas de harina formamos las donas y las dejamos levar sobre papel de horno.

Una vez levadas las freímos en aceite no muy caliente, para que se hagan bien por dentro y las rebozamos con azúcar. Si tenemos tiempo y ganas las rellenamos, pero están súper buenas así sin mas.

Ensaimadas

Las ganas que tenía yo de ponerme con unas ensaimadas ;) y es que siempre he oído que son difíciles de hacer, por eso lo he ido dejando. Finalmente las han propuesto para el reto del mes en el facebook del pan y me he dicho -a por ellas- He seguido la receta del libro de Ibán Yarza y desde luego están lejos de ser perfectas, pero para ser la primera vez que las hago me he quedado muy contenta con el resultado porque están RIQUISIMAS.

Las he rellenado con cabello de ángel casero, cortesía de mi vecina Esmeralda que me cuida muy bien, que conste que una ensaimada se la he reservado para ella, que es de bien nacidos ser agradecidos ;)

Bueno, comencemos por el principio, os doy la receta y os apunto que lo ideal es hacerlo en 3 dias, el primero el prefermento o masa madre, el segundo amasado y formado y el tercero finalmente las horneamos… vamos allá.

Ingredientes para el prefermento o masa madre de levadura (también podemos usar directamente 30gr de masa madre natural activa y nos saltamos este paso; 20gr de harina de fuerza, 10gr de agua y 0.5gr de levadura fresca.

La noche antes de formar las ensaimadas mezclamos estos ingredentes y hacemos con ello una bola, la dejamos reposar toda la noche.

Ingredientes para la ensaimada; 300gr de harina de fuerza, 105gr de agua, 90gr de azúcar, 30gr de la masa madre (la del día anterior), 1 huevo, 2 o 5gr de levadura (dependiendo de la temperatura exterior).

Ingredientes para rellenar; manteca de cerdo a temperatura ambiente (foto 1, no la pongais derretida) y cabello de angel.

Foto 1Lo he amasado en la panificadora y ha resultado muy sencillo, ponemos todos los ingredientes, como siempre líquidos abajo, amasamos unos 3 min y dejamos reposar 10 min, lo volvemos amasar unos minutos y volvemos a dejar reposar…. En total lo he amasado 4 veces. Al principio la masa es muy pegajosa como podeis ver en la foto 2, pero a base de reposar la masa y volver amasar, se va quedando mas lisa (foto 3) y finalmente cuando la tengamos lista (foto 4) la sacamos y la dejamos reposar por media hora antes de formar las ensaimadas.

Una vez que la masa está reposada la dividimos en porciones, yo he sacado para 3 ensaimadas, pero podeis hacerlas mas grandes o mas pequeñas… ya como querais.

Bíen, cogemos nuestra porción de masa y untamos con un poco de aceite la encimera. Estiramos la masa de izquierda a derecha solamente (nada de arriba y abajo) y con las manos la vamos untando de manteca de cerdo (foto 5), una vez untada cogemos de la parte de arriba y estiramos mas hacia arriba, todo lo que podamos y con la parte de abajo hacemos lo mismo (lo ideal sería que lo vierais en algún video, en youtube hay varios) hay que dejar la masa lo mas fina posible (foto 6) aunque en esta foto por el centro no está todo lo fina que debiera jeje, pero vamos que veais el marmol de debajo. 

Una vez con la masa bien fina colocamos en un extremo una tira de cabello de ángel y con mucho cuidado comenzamos a enrollar de arriba abajo. Cuando tengamos todo en un rollo (foto 7) lo dejamos reposar por otra media hora (este paso me lo salté y luego al estirar el rollo se encogía de nuevo, así que es importante que lo hagáis).

 

Una vez reposado lo cogemos de un extremo y le damos unos golpes contra la mesa para que se estire y finalmente formamos las ensaimadas estirando al mismo tiempo nuestro rulo lo mas que podamos. Tendremos que dejar una separación para que tengan espacio suficiente para crecer (foto9 ) y dejamos levar de 14 a 20 horas.

 

 A las 10 horas estaban así

 

A las 20 horas justo antes de meter al horno.

 

 

Finalmente las cocemos en el horno precalentado a 180º durante 15 min y cuando temple un poco las cubrimos de azúcar glass

Y ya solo nos queda disfrutar de nuestro esfuerzo.

 

 

 

Pan dulce de calabaza

Hace mucho tiempo que tenía ganas de preparar este maginifico pan dulce que vi en el blog Albahaca y Canela. Y es que soy muy pesada hablando sobre las virtudes de hacer masas en casa, pero es que hasta que no empiezas a conseguir resultados no sabes hasta que punto es gratificante…. y esto os lo cuento porque este pan me ha dejado sin habla. No sabeis que tierno es…. indescriptible. Que satisfacción se siente cuando de tu horno sale algo tan delicioso.

La masa me ha dado un poco de guerra porque se me olvidó escurrir el puré de calabaza y esto agregó mas agua de la cuenta a la masa, así que tuve que ponerle mas harina y aun así luego tuve que formar las bolas con mucho cuidado porque la masa era algo pegajosa. Así que ahi os dejo el consejo, la cantidad de harina es orientativa por este motivo, según de grande sea el huevo, según de agua lleve la calabaza…. habrá que estar pendientes. Si a pesar de todo no os haceis mucho con la masa, siempre está el truco de untarse las manos de aceite para formar las bolas de masa ;). Cualquier cosa menos ponerle harina sin sentido, porque esto influiría en el resultado final y no conseguiríamos este pan tan tiernisimo. Ingredientes; 75ml de leche, 50gr de azúcar, 30gr de mantequilla, esencia de vainilla, 10gr de levadura fresca, 200gr de puré de calabaza (asada),1 huevo, 325gr de harina de fuerza y un poco de sal. Colocamos los ingredientes en la panificadora en el mismo orden que los he puesto. Programamos el menú amasado + levado y esperamos a que termine. Sacamos la masa de la cubeta y formamos bolas con la masa, las vamos colocando en un molde y lo dejamos levar de nuevo (como la masa estaba caliente de la panificadora lo hizo en apenas 30min). Finalmente pincelamos con leche o huevo batido, espolvoreamos de azúcar y llevamos al horno precalentado 180º unos 20-25 min. Luego dejamos enfriar sobre una rejilla. Aunque aguantan tiernos de un día para otro yo prefiero congelarlos una vez hechos (los que no se han comido) y luego los sacas les das un golpe de horno o de micro y los tienes como recién hechos.

Bollitos estilo Doowap

Hace tiempo que tenía antojo de preparar estos bollitos que he visto en tantos blogs ;) ayer por fin me animé y preparé una hornada para la merienda. No sabeis que ricos están.

Como ya os comentó los he visto en muchos blogs pero he seguido la receta de “¿Que te apetece comer hoy?“, un blog que os recomiendo porque tiene unas recetas fantásticas.

PANLos he preparado en la panificadora, pero como siempre os digo, la masa la podeis hacer como os parezca, en la thermo, en la amasadora o a mano (es bastante fácil de trabajar).

Ingredientes; 280ml de leche tibia, 30gr de mantequilla, 1 cucharada de azúcar, 10gr de levadura fresca, 450gr de harina de fuerza y 1 cucharadita y media de sal.

También necesitaremos; 1 huevo batido para pincelar y 100gr de pepitas de chocolate.

Lo primero que haremos será meter en el congelador las pepitas de chocolate, así evitaremos que se derritan cuando las introduzcamos en la masa y nos la manche.

Ponemos los ingredientes en la panificadora en el orden que os he puesto y programamos menú amasado con levado (en la mía es el 8 y dura 1 hora y media)

Una vez la masa esté levada la sacamos a la encimera, la estiramos y le ponemos 80gr de las pepitas que teniamos en el congelador. Amasamos la masa con cuidado para que se integren bien por todas partes.

Hacemos bolas de unos 70gr (si pesan exactamente esto nos saldrán 12 bollitos) procurar sobre todo que no se pasen del peso.

Colocamos sobre las bolas de masa los 20gr restantes de las pepitas de chocolate y dejamos levar hasta que doble de volumen en un lugar cálido.

Finalmente precalentamos el horno a 180º, pincelamos los bollitos con el huevo batido y cocemos nuestros bollitos 30 min.

Podéis congelar los que os queden y luego dejarlos descongelar a temperatura ambiente, quedarán estupendamente.

Castagnole

Como me gustan los dulces típicos de una y otra fecha ;) por eso el otro día cuando descubrí esta receta en El toque de Belen, me dije -Laura, esto tienes que probarlo- y ahí que me puse manos a la obra.

Los Castagnole son un dulce italiano típico de los carnavales y aunque su masa recuerda a las rosquillas, lo cierto es que son mucho mas adictivos, como las pipas, es empezar a comer y no parar ;). La receta que seguí al final fue la de Kanela y Limón porque Belen les ponía zumo de naranja, pero no me quedaban naranjas y hoy es festivo, no podía ir a comprarlas ;). De todas maneras como ya os digo están de vicio, son riquísimos y súper fáciles de hacer ;)

Ingredientes; 75gr de mantequilla, 60gr de azúcar, 2 huevos, 50ml de anis, 10gr de levadura, ralladura de limón, 300gr de harina y azúcar para rebozar.

La preparación es de lo mas sencilla, yo lo metí todo en la panificadora y le di al programa de amasado durante 5 min, necesitó un poco de harina, pero muy poca mas, como 20gr o así, de todas maneras no os fieis porque eso va depender del tamaño de huevo y esas cosas… La masa resultante es tierna, no dura y no se pega a las manos, hay que tener cuidado con no pasarse de harina.

Si los hacemos de modo manual mezclamos primero los líquidos y luego le iremos añadiendo la harina con la levadura muy poco a poco para no pasarnos.

Cuando tengamos la masa lista cogeremos pequeñas porciones y las daremos forma de bola, las vamos friendo en aceite caliente (no demasiado para que se hagan bien por dentro) 

Crecen bastante así que no las hagais muy grandes ;)

Finalmente las rebozamos en azúcar glass.

Como curiosidad, las castagnoles por lo visto deben su nombre a que su forma recuerda a las castañas.

Rosquillas en “rosquillera”

 

Hace tiempo que quería probar esta receta que vi en De la vista al paladar. y es que desde que compré la rosquillera en Hipercor, no he conseguido que ninguna receta me salga bien. Finalmente estas si que han quedado bien, es una masa muy suave y deliciosa, pero como punto en contra os puedo decir que la parte de afuera chupa bastante aceite y a mi personalmente me han resultado un tanto indigestas (casi nunca como fritos, porque me sientan fatal y estas rosquillas no han sido la excepción) 248432_177274742330604_7800138_nEn el blog de donde las saqué las cubren de chocolate, pero me parecían ya suficientemente caloricas así que las he dejado tal cual.

 

 

A ver, lo repito, ricas están y mucho, pero no os recomiendo comprar esta rosquillera solo para hacerlas, creo que quedarían igual de buenas (y mas ligeras) con la donutera del lidl (las volveré hacer en ella) y si no, pues también es una masa muy densa que se me ocurre podríais freír en cucharadas como si fueran buñuelos ;)

Os dejo los ingredientes; 3 huevos, 200gr de harina, 25gr de aceite, 25gr de leche, 100gr de azúcar, 1 poco de vainilla liquida y 1 sobre de levadura.

La receta es tan sencilla como mezclar todos los ingredientes, batirlos bien, rellenar la rosquillera e ir friendo en tandas (crecen un montón) si teneis la rosquillera y las hacéis friéndolas no pongáis el aceite muy caliente porque se queman con facilidad y no dejéis reposar la masa porque se forman burbujas y estas en el aceite absorben aun mas.

Cronuts

Hace un montón que no os traigo nada nuevo, pero ya veis, hoy no solo he tenido tiempo si no que he estado inspirada y me he animado con los famosos “Cronut” y que contenta estoy, no me puedo creer lo bien que me ha salido la masa. Aun con el calor de la cocina, que hizo que la masa me diera algo de guerra, han quedado bastante bien, es un gusto ver como hojaldran ;).

Que son los “cronut” pues basicamente es algo así como una fusión entre el croissant y el donuts. Por lo visto en “mayo” (si si, se han hecho famosisimos en menos de 3 meses) un repostero frances Dominique Ansel, que tiene una tienda de reposteria en el Soho, esperimentando con la masa del croissant, se le ocurrió cortarla y freirla como si fuera un donuts. Por lo visto han tenido tal éxito que dicen hay colas desde las 5 de la mañana para poder comprarlos. Se preparan solo unos 200 al día, para preservar la calidad del producto y no dejan comprar mas de 2 por persona. Es increible, pero hasta se “revenden”. Increible.

Total, que mi curiosidad era tal que tenía que intentarlo, que fuese lo que tenía que ser, yo me iba a liar la manta a la cabeza y probar una de esas versiones de cronuts que corren por la red.

La escogida fue esta Lolita pastelera, porque tiene un video clarito como el agua que podía ver una y otra vez si me surgian dudas y que me ha sido muy muy util. Vamos que por mas que yo os ponga la receta y os cuente mi experiencia con la masa, tendreis que ver su video, porque además os prometo que es tan fácil como parece.

Una vez fritos, hay que rellenarlos. Yo lo hice con nocilla y me costó un poquito porque estaba muy espesa, pero le iba que ni pintado. En fin, vamos con la receta.

Ingredientes para la masa madre; 75ml de agua tibia, 45gr de harina y 15gr de levadura prensada.

Ingredientes para la masa; 225gr de harina, 50gr de mantequilla, 1 huevo grande, 45gr de azúcar, 45ml de leche y la masa madre.

Para hojaldrar; 100gr de mantequilla.

cronutMezclamos los ingredientes de la masa madre, hacemos una bola y dejamos levar hasta que doble el volumen.

Ponemos en cualquier amasadora (lo hice en la panificadora), la leche, el azúcar, el huevo, la mantequilla y el harina. Lo ponemos amasar y cuando esté todo integrado añadimos la masa madre. Dejamos que amase hasta que veamos que la masa está lisa y no se pega a las paredes (tampoco a nuestras manos).

Sacamos la masa y hacemos con ella una bola, le hacemos un corte en forma de cruz y metemos en la nevara por 30 min.

Sacamos la masa y la estiramos en forma de cruz, dejando en el centro un poco de bulto. Ponemos la mantequilla en el centro y envolvemos con cada uno de los estremos de la masa, haciendo un paquete (imprescindible para estos pasos ver el video de Lolita, de momento yo no me veo capaz de grabarme haciendo algo así). Lo guardamos en papel film y lo llevamos a la nevera por 20 min.

Al sacar la masa la estiramos de arriba, abajo, siempre en la misma dirección, formando un rectangulo. Luego lo doblamos llevando la parte de abajo al centro y la de arriba por encima. De nuevo a la nevera otros 20 min.

Tenemos que repetir el paso anterior 2 veces mas y finalmente tras el último reposo, estiramos la masa y cortamos los cronuts. Dejamos levar 30 min a temperatura ambiente y freimos en abundante aceite, no demasiado caliente.

Pasamos por azúcar y los rellenamos con lo que mas nos apetezca.

Con el calor, la masa me empezó a dar algún problema tras haber cortado 4 cronuts, así que como había liado un montón en la cocina con todo eso, opté por hornearla (ains que perezosa soy). Ahora me alegro, porque no he conseguido una foto decente del cronut cortado, por culpa del relleno, no se aprecian bien las capas. Pero en los croassant horneados si que se aprecia el hojaldrado.

Me encanta y la masa me ha gustado tanto y me ha parecido tan “relativamente sencilla” que estoy deseando repetir la experiencia. Lastima que además de deliciosos, sean bombas caloricas.