Crepes con champiñones y salteado de verduras

Y por fin estrené mi maravillosa crepera ;) No os podéis imaginar que contenta estoy con ella, lo fácil que es hacer unos crepes “enormes” y además como a mi me gustan los puedes hacer tan finos como quieras, vamos como papel de fumar casi transparentes también jeje (la verdad es que esto es algo que me ha obsesionado siempre, no soporto los crepes ni los frixuelos gordos…)

En fin, que con las ganas de estrenarla tenía pensado hacer unos crepes de champiñones y espinacas, pero con tan buena suerte que las verduras estaban “desaparecidas” en el supermercado, nunca había visto nada igual, habían arrasado con casi todo. En fin que como no sabía que ponerle me acordé de esos salteados congelados que hay… no son muy de mi agrado, pero te hacen el apaño. Pues al final el apaño fue estupendo porque quedó un relleno delicioso, con su toque de picante…. muy muy rico.

Ingredientes para los crepes; 500ml de leche, 250gr de harina, 2 huevos, 1 cucharada de aceite y una pizca de sal.

Batimos bien los ingredientes y dejamos reposar la masa por lo menos media hora.

Ingredientes para el relleno; 1 bandeja de champiñones frescos, 1 bolsa de salteado de verduras con bacon, un buen chorro de nata líquida, un trozo de queso que funda bien, sal, pimienta y aceite de guindilla (si no tenemos aceite de guindilla podemos añadir la guindilla al comienzo de la preparación, aunque si no lo queremos picante obviamente no la ponemos)

En una sartén amplia ponemos un fondo de aceite de guindilla, añadimos los champiñones y le damos unas vueltas. 

Cuando los champiñones hayan menguado un poquito añadimos el salteado de verduras y sofreímos todo junto unos 8 min. Pasado este tiempo añadimos el chorro de nata líquida, el queso y salpimentamos (le puse también especias steakhouse, pero es cuestión de gustos, podeis añadirles las que mas os gusten).

Apartamos del fuego y hacemos los crepes, ya sea en la crepera o en una sartén.

Rellenamos los crepes con la mezcla de verduras y champiñones y servimos.

Coliflor especiada con salsa de yogur

Que dificil es hacer que la coliflor luzca apetecible en una foto, con lo rica que esta…… en fin, supongo que serian las prisas por comer, que saqué la foto a las carreras he incluso hasta que llevaba medio plato comido no me di cuenta que tenía las pasas y las avellanas en un platito y sin añadir ;(. Ainsss que desastre soy.

La coliflor me vuelve loca por eso siempre estoy buscando nuevas maneras de comerla. El otro día vi esta receta y me dije, esto lo tengo que probar, pero a la hora de prepararla me fui por libre, no me convencía mucho el modo de preparación. 

El resultado, si como a mi te gustan las especias te va encantar, además la salsa de yogur le viene que ni pintado porque si te queda muy picante (a mi me quedó) ayuda apagar “el fuego” ;)

Ingredientes; 1 coliflor, una cucharadita de curry, 2 dientes de ajo, un trocito como una uña de raiz de jengibre, 1/2 cucharadita de callena molida, la semillas de 4 vainas de cardamomo, un puñado de avellanas y pasas, tomate frito de calidad, aceite (usé uno de guindilla) y sal

Para la salsa; 1 yogur natural sin azucar, el zumo de medio limón, un chorro de aceite de oliva, sal y pimienta.

Cocemos la coliflor, yo lo hice en la gm menú cocina.

Calentamos un poco de aceite y doramos los ajos picados, agregamos el curry y el jengibre rayado y salteamos, añadimos el cardamomo, la callena, le damos un par de vueltas y le ponemos el tomate frito (al gusto, yo le puse casi todo un bote y es importante que sea un buen tomate frito con sus trocitos y demás, nada de ponerle “solis” o algo por el estilo porque nos cargamos el plato). 

Dejamos sofreir todo junto un par de minutos y añadimos la coliflor cocida, lo mezclamos todo bien y antes de servir le añadimos las pasas y las avellanas (la receta original pone anacardos, pero no tenía).

Mezclamos el yogur con el zumo de limón y el aceite, salpimentamos y servimos la salsa sobre nuestra coliflor especiada.

Pastel de brocoli con especias

Este mes toca desafio salado y en esta ocasión nos han retado con un pastel salado de libre elección. Una idea fantástica verdad??? Mi primera idea era hacer algo así como un bizcocho salado, porque me encantan, pero como me cuadraba hacerlo por semana y soy muy de cuidar la linea entre semana, pensé rapidamente en hacerlo de alguna verdura y de ahí de escoger el brocoli (una de mis favoritas).

desafio+en+la+cocina_Maquetaci%C3%B3n+1+(1)Tengo una nueva aplicacion fantástica en el movil que me ayuda a controlar las calorias entre semana (es increible lo que suma todo ese picoteo que olvidamos que comemos). Pues bien, gracias a esta aplicación puedo además daros las calorías de esta fantástica receta que os ayudará a dejar los kg de las navidades.

El pastel está hecho en un molde plum cake y solo tiene 225kal si lo dividimos en 4 porciones.

Las especias van un poco en gustos, es por darle algo mas de gracia teniendo en cuenta que lleva poquito bacon y queso (si queremos algo ligero no podemos abusar de estos ingredientes). Os lo comento porque a lo mejor no os da mas el curry y preferís ponerle alguna otra cosa ;) imaginacion al poder.

Ingredientes; 1 cabeza de brocoli (cortada en ramilletes eran 245gr), 4 huevos medianos, 200ml de leche, 50gr de queso rallado (4 quesos), 50gr de bacon, sal y especias al gusto (pimienta, curry, ajo, cilantro y comino).

Cortamos los ramilletes de brocoli, los ponemos en un plato y los cocemos 4 min en el microondas a max potencia (así evitamos que coja agua).

Batimos los huevos, añadimos la leche, las especias y el brocoli ya cocido (previamente lo habremos picado muy menudo)

Untamos un molde de plum cake con aceite y vertimos encima la mezcla. Sobre esta ponemos una capa de queso rallado y finalmente el bacon. Llevamos al horno precalentado 180º durante unos 30-40 min, hasta que esté cuajado.

Como veis es una receta muy sencilla, pero deliciosa y baja en calorias, justo lo que necesitamos en esta epoca del año. Espero que os guste.

Ah, como siempre os invito a ver el resto de proposiciones del grupo, podeis echar un vistazo aquí.

Crema ligera de guisantes

Tengo el placer de informaros, que tras 2 semanas de estricta dieta que no me he saltado ni en 1 sola ocasión, he perdido los dichosos 2 kg que cojo todos los años en navidades y no me veo capaz de perder hasta que llega el verano. Y vosotros me direis que aun así os traigo otra receta de dieta….. cierto, pero es que ahora toca mantenerse ;) y esta cremita además de ligera está riquísima, así que me parece ideal para cualquier epoca del año.

La receta la vi en Maria´s recipe book y allí contaban que se puede tomar tanto fria como caliente, que era deliciosa y que estaba estupenda para servir así, como aperitivo. Tengo que reconocer que tuve mis dudas, porque aunque me gustan y mucho los guisantes, una crema con ellos…. no me convencia. Pero finalmente me arriesgue y me ha encantado.

Siendo realistas, la crema en si, según la sacas de la thermo es un poco sosa, el toque final para que esté deliciosa se lo das en el plato. Yo le puse un poco mas de pimienta molida, un poquito de gomasio y unos churruscos de pan tostado (mejor que frito), pero le iria que ni pintado un crujiente de jamón o parmesano…. algo que le de ese toque que le falta así sin mas. Fijaros si me gustaria que me comí 2 platos y medio… una delicia de verdad.

Ingredientes; 35gr de arroz redondo, 850ml de caldo de pollo (puse agua con una ración de concentrado de caldo de pollo), 500gr de guisantes congelados, sal y pimienta.

Añadimos el arroz al vaso de la thermomix y trituramos 1 min a vel 10. Después añadimos el caldo y programamos 8 min, varoma, vel 3. Pasado ese tiempo añadimos los guisantes, salpimentamos y programamos 7 min, 90º vel 2. Cuando termine trituramos 2 min vel 10 y servimos.

Como ya os digo en el momento de servir le dais el toque final y si no disponeis de thermomix solo tendriais que triturar el arroz con el molinillo del café (por ejemplo) hervir el caldo, cocer luego los guisantes con el y al final batidora y un chino para que la crema os quede bien fina.

No me digais que no es sencilla y sobre todo ligerita ;) espero que os guste tanto como a mi.

Tortilla de coliflor de fácil digestión

Ya os he dicho en innumerables ocasiones que la coliflor es una de mis verduras favorítas, me encanta. Sin embargo, me encuentro entre las personas a las que no les sienta nada bien. Me hincho como un globo después de comerla y sus digestiones son pesadisimas….. En invierno me aguanto, pero ahora en verano, ainss ahora me joroba el doble, porque la ropa es mas ligera o te toca ir a la playa y era un alimento que tenía que evitar.

Pues bien, tenía tal antojo de coliflor que me puse a investigar como podía prepararla para que resultara mas digestiva. Me encontré con varias respuestas, que si hay que cocerla con laurel, otros con cominos, otros me decian que hay que comerla acompañada de hinojo…… Ummm piensa que te piensa, me decidí por hacer una mezcla de todo y preparé esta tortilla sencillisima, pero que efectivamente no me ha sentado mal en absoluto. Así que si como a mi, os encanta la coliflor pero la evitais por sus digestiones, os aseguro que estos trucos funcionan, la comereis y no os estareis acordando de ella durante todo el día.

Ingredientes; media coliflor, 3 huevos, un chorrin de leche, 1 cucharadita pequeña de maizena, 1 hoja de laurel, unos granos de comino, unas semillas de hinojo, sal y pimienta.

Cocemos los ramilletes de coliflor con agua sal, el laurel y los cominos, hasta que estén tiernos (lo hice en la gm, menú cocina).

Batimos los huevos con la leche y la maizena hasta que doblen su volumen, salpimentamos y añadimos unas semillas de hinojo. Finalmente le ponemos la coliflor cocida y la aplastamos un poco con el tenedor.

Cocemos la tortilla en la sartén como tengamos costumbre y servimos.

Calabacines rellenos de pavo

La thermomix magacine del mes de junio está genial y hay un montón de recetas que me muero por probar, pero ha sido esta la primera seleccionada y es que me ha gustado mucho la idea de rellenar los calabacines con pavo en vez de la clasica carne picada.

Es una receta sencillita y ya os adelanto que riquiiiiisima, me han gustado un montón y no tardaré en repetirlos.

He cambiado un ingrediente, ,porque justo cuando iba a prepararlos me di cuenta que no tenía queso crema, que es lo que pone la receta, así que se me ocurrió sutituirlo por puré de patata, preparé la cantidad justa que necesitaba con puré intantaneo y quedó muy bueno, le daba un toque distinto. De todas formas os doy la receta con el queso, porque si lo teneis, es mucho mas sencillo ponerle el queso que pararse a preparar el puré ;):

Ingredientes; 2 calabacines, 30gr de aceite, 100gr de cebolla en cuartos, 200gr de fiambre de pavo, 80gr de queso cremoso, 1 huevo, 100gr de queso rallado, sal y pimienta.

Cortamos los calabacines a lo largo, les hacemos unos cortes en cruz en la pulpa, los pincelamos de aceite y los salpimientamos. Metemos en el micro durante 8 min bien tapados con papel film.

Mientras se hacen los calabacines ponemos el aceite y la cebolla en el vaso de la txm, picamos 2 seg al 5, bajamos los restos y sofreimos 8min, varoma, vel 1.

Vaciamos los calabacines y añadimos el relleno al vaso, junto con el vavo, el queso cremoso y el huevo. Troceamos 6 seg al 4. Rellenamos con esta mezcla los calabacines y le ponemos queso rallado por encima.

Llevamos al horno precalentado a 180º durante unos 20 min y servimos.

Le puse menos queso rallado, porque 100gr me parecía mucho y a pesar de que me encanta, no puedo quitarme de la cabeza las calorías que tiene ;). Tampoco le puse toda la pulpa de los calabacines al relleno y es que tenía demasiado agua y pensé que podría estropearme la mezcla. En definitiva, que son cosas que vereis sobre la marcha, espero que os gustan.

Romanescu al ajoarriero

Hoy traigo una verdura que es nueva para mi. El romanescu, un hibrido entre el brecol y la coliflor que cada vez es mas común encontrar en nuestros mercados.

Me habían avisado que su sabor se asemejaba al de la coliflor, así que en cuanto lo encontré, me lo traje a casa sin pensarlo. Su precio es algo superior y su sabor es efectivamente muy parecido, pero mucho mas suave. Yo lo encuentro muy mono, parecen pequeños abetos y creo que tiene un color muy bonito.

Para prepararlo por primera vez me he decantado por esta receta sencillita, ya que así no disimularía su sabor y podría valorarlo mejor. El resultado fantástico, me ha gustado mucho, tanto o mas que la coliflor (que ya sabeis que me encanta). Ya estoy pensando en volver a traerlo y probar otra receta ;)

Ingredientes; 1 romanescu, aceite, 4 dientes de ajo, 1 cucharadita de pimenton, un chorrin de vinagre blanco y sal.

Cortamos el romanescu separando sus abolitos por el tallo y lo cocemos en agua y sal hasta que esté tierno. Yo lo hice en la gm, con muy poquita agua (para que se hiciera mejor al vapor), menú cocina.

En una sartén ponemos un fondo de un buen aceite de oliva y agregamos los ajos laminados. Cuando estos empiecen a tomar color añadimos el pimenton y bajamos el fuego, removemos bien para evitar que se queme. Añadimos el chorrito de vinagre y vertimos sobre el romanescu cocido.