Timbal de patatas, gulas y huevo poché

Estamos a 20 de noviembre y eso significa que toca desafío. Este mes no nos lo han puesto nada difícil, nos han retado a preparar un timbal y como ya sabéis eso abre un abanico inmenso y de una dificultad que puede ir desde lo mas sencillo hasta complicarse la vida todo lo que queramos.

En mi caso no me he complicado demasiado, lo sé, pero si estoy muy orgullosa de la receta porque además que quedar un plato delicioso, he conseguido por primera vez un huevo poché perfecto. Ese fue mi reto personal, un huevo poché con su clara perfectamente hecha y su yema líquida. Una delicia de yema que cuando cortas empapa las capas inferiores…. ains que cosa tan rica. Que también digo, está perfecto para mi, que a la hora de pochar un huevo hay quien lo quiere menos hecho aun. Pero lo que es a mi, así es la perfección absoluta.

Importante para hacer los huevos, que estén frescos y del tiempo, así que sacarlos de la nevera por lo menos 1 hora antes.

Bueno vamos a lo importante, la receta.

Ingredientes;

  • 2 patatas grandes
  • 200 gr de gulas
  • aceite de oliva
  • 2 dientes de ajo
  • 1 guindilla
  • 1 cucharadita de vinagre
  • sal y pimienta

Pelamos las patatas y las cortamos panadera, las salpimentamos y las freímos en aceite a fuego medio para que no queden crujientes. Para que os hagáis una idea yo las hice en la freidora a 150º. Reservamos.

En una sartén con un chorro de aceite de oliva doramos los ajos picados y la guindilla. Añadimos las gulas y salteamos un par de minutos. Reservamos.

Cascamos el huevo en un recipiente a parte.

Ponemos un cazo con agua a fuego fuerte, cuando veamos que le falta poco para hervir (le salen unas pequeñas burbujitas) bajamos un poco el fuego para evitar que lo haga. Añadimos la cucharadita de vinagre y con una cuchara mas grande que introducimos un poquito en el cazo, le damos unas vueltas al agua para formar un pequeño remolino, dentro de él añadimos el huevo y seguimos girando la cuchara un poco mas. La dificultad vendrá aquí, en el tiempo de cocción y es que no todos los huevos son iguales, a mi el primero me quedó cocido del todo, había leído que eran unos 4 min, pero en el caso de los huevos que tenía en casa fueron 3 min exactos. Pasado ese tiempo sacamos el huevo del agua.

Montamos el plato ayudándonos de algún molde redondo, colocamos una base de patatas, encima ponemos las gulas y finalmente coronamos con el huevo y unas escamas de sal sobre él.

Y ahora os invito a ver la variedad de timbales que os traen l@s compañeros del desafío AQUI.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s