Cavity Cake de chocolate blanco y limón

Hoy tengo una triste noticia y es que después de 10 años el desafío dice adiós.

Si lo pienso me parece increíble, 10 años, no me puedo creer que llevemos tanto tiempo en este reto. Me da tanta pena que se acabe. Me acuerdo como si fuera ayer el día que me uní, entré para el 4º desafió , en agosto de 2012, me estrené con un desafío dulce, el Zuccotto y desde entonces han pasado tantas cosas, tantas recetas, tantos compañer@s. Unos llegaron, otros se fueron, pero la esencia siempre estaba ahí, en nuestro grupo de facebook apoyándonos unos a otros. Este reto me ha ayudado a no acomodarme, preparando recetas que muchas veces ni siquiera pensé que fuera capaz de hacer. La tarta dobos, la opera, el kulibiak o mismamente la que os traigo hoy. que ni siquiera la había visto nunca. Un Cavity Cake, que ni el nombre me suena y que no es mas que un bizcocho al que le hacemos un hueco para rellenarlo, pero que está tan bueno, que me parece mentira que la red no esté llena de ellos. Aunque eso va cambiar, ahora si que lo estará, nosotros nos encargaremos de ello.

Porque si, cerramos por todo lo alto con una receta original donde las haya, una receta espectacular que no os voy a engañar, me ha traído un poco de cabeza, por una serie de incidencias que he tenido, pero que ha quedado…. espectacular. No puedo estar mas contenta y mas orgullosa de terminar con esta receta.

La receta la imaginé sencilla, en realidad en Google no había gran cosa así que me parecía ideal para idear una receta desde cero. Pensé en el color, que el blanco le daría contraste, luego en el sabor y que contrasta mejor con el dulzor del chocolate blanco que el limón? El tema de las fresas vinieron ya por accidente, se me estropeó una esquina del bizcocho en el último momento y había que taparlo, pero oh dios que bien le vienen esas fresas… de verdad que me encanta.

Pero vamos con lo interesante, con la receta.

Ingredientes;

  • 3 huevos
  • 250 gr de azúcar
  • la ralladura de un limón
  • 1 yogurt de limón
  • 100 ml de aceite de girasol
  • 250 gr de harina
  • 1 sobre de levadura

Batimos los huevos con el azúcar y la ralladura de limón hasta que espumen y aumenten de tamaño

Añadimos el yogur y el aceite, mezclamos.

Le ponemos la harina con la levadura tamizadas y mezclamos con mimo.

Vertimos la mezcla en un molde engrasado y llevamos al horno 180ª durante unos 45-50 min.

Desmoldamos el bizcocho y lo dejamos enfriar (el mío tenía un poco de barriga, se la corte y le di la vuelta para que estuviera completamente plano por arriba.

Hacemos un agujero en el bizcocho (yo lo hice con un cuchillo). Sacamos el trozo del centro, sacamos de él una base y se la volvemos a poner al bizcocho. No se si me estoy explicando bien, pero se ve perfectamente en las fotos a lo que me refiero.

Ingredientes para la mousse de chocolate blanco

  • 200 ml de nata liquida
  • 100 gr de chocolate blanco
  • 1 hoja de gelatina

Remojamos en agua fría la hoja de gelatina.

Apartamos un poco de nata, la calentamos y deshacemos en ella la hoja de gelatina.

Derretimos el chocolate (con cuidado, el chocolate blanco se corta con mucha facilidad)

Montamos el resto de la nata.

Ahora vamos a unirlo todo con cuidado, comenzamos añadiendo al chocolate la nata con la gelatina, mezclamos bien y le ponemos la mitad de la nata montada. Integramos con cuidado para que no se baje. Y finalmente hacemos lo mismo con el resto de la nata montada.

Vertimos nuestra mousse en el centro del bizcocho, dejando un pequeño hueco para la ganache.

Ingredientes para el ganache de limón;

  • 100 gr de chocolate blanco
  • 50 ml de nata liquida
  • El zumo de medio limón

Derretimos el chocolate blanco con la nata liquida, esperamos a que enfríe un poco y añadimos el zumo de limón. Lo vertimos sobre la mousse de chocolate blanco.

Y finalmente decoramos con unas fresas.

Y con esta receta celebramos el decimo aniversario del desafío y a la vez le decimos adiós. Yo a nivel personal soy muy consciente de que tengo que ser mas metódica a la hora de subir recetas, hasta ahora por lo menos subía una al mes y no me gustaría que eso cambiara. Espero poder ser capaz de retarme a mi misma y seguir probando cosas nuevas.

Por ultima vez os invito a que paséis a ver los maravillosos Cavity Cake que han preparado mis compañer@s aquí

Cupcake de tarta de zanahoria

Estáis frente al desafío número 100. Si si, estáis leyendo bien, ya llevamos 100 desafíos (yo alguno menos, creo recordar que entré en el 3º y alguno que he sido falta) pero si, ya son 100 propuestas que podéis descubrir en el blog del desafío.

Para este desafío tan especial nos han propuesto preparar unos cupcakes y yo para que os voy a engañar, me llevé un poco de chasco, porque no soy muy fan de estos dulces. Lo cierto es que no me gusta el frosting de mantequilla y aunque el de queso si que me gusta, me resulta demasiada la cantidad que se pone por cada cupcake. Pues bien, dándole vueltas a que cup cake podía preparar que pudiera decorarse con una cantidad moderada de frosting pensé en hacer alguna versión de una tarta. En definitiva, así salió la idea de prepararlo de tarta de zanahoria.

Y que os voy a decir, que os podéis morir del gusto con estos cupcakes, ya os lo digo, increíblemente deliciosos, super jugosos, riquísimos. He quedado contentísima con el resultado y han durado en la cocina apenas un suspiro.

Ingredientes para 12 cupcakes;

  • 2 huevos
  • 200 gr de azúcar
  • 150 gr de mantequilla
  • 150 gr de zanahorias muy ralladas (yo preferí triturarlas)
  • 1 cucharadita de canela
  • 1 cucharadita de bicarbonato
  • 150 gr de harina

Batimos los huevos con el azúcar.

Derretimos la mantequilla y la agregamos junto con las zanahorias a la mezcla anterior.

Finalmente le ponemos la harina, el bicarbonato y la canela. Mezclamos bien.

Ponemos unos papeles de magdalena en unos moldes de cupcake y llenamos con la masa 3/4 partes.

Llevamos al horno 180º durante 20 min.

Dejamos enfriar.

Ingredientes para el frosting de queso

  • 200 gr de queso crema
  • 100 gr de azúcar (en realidad os diría que probarais según lo ponéis para no pasaros con el dulce)
  • Unas gotas de esencia de vainilla

Batimos el queso con el azúcar y le añadimos la vainilla.

Decoramos cada uno de nuestros cupcakes con una cucharada generosa de frosting y coronamos con una nuez.

Y ya no me queda mas que invitaros a ver la maravilla de propuestas que han preparado mis compañer@s del desafío aquí

Hamburguesa de pescado con pan negro y mayonesa de albahaca

No os imagináis lo contenta que estoy con esta receta, está mal que yo lo diga, pero el resultado me ha parecido espectacular, empezando por el pan que estaba muy tierno por centro, pero con una deliciosa corteza crujiente, siguiendo por la hamburguesa de pescado, súper jugosa y deliciosa y acabando con esa mayonesa de albahaca que no podía estar más deliciosa.

La receta os la traigo para el desafío de este mes de marzo. Nos habían retado a preparar hamburguesas o nugget y pensé que ya que el reto era tan sencillo, bien merecía el esfuerzo de preparar uno mismo todo lo necesario.

Ingredientes para 6 bollos de pan negro;

  • 2 bolsas de tinta de calamar
  • 160 ml de agua
  • 5 gr de levadura seca
  • 40 gr de mantequilla a temperatura ambiente
  • 25 gr de azúcar
  • 1/2 huevo batido (el otro medio se lo pondremos a la hamburguesa)
  • 390 gr de harina de fuerza
  • 1/2 cucharadita de sal

Ponemos en el vaso de la thermomix la tinta de calamar y el agua, programamos 5 min, 100º velocidad cuchara. Pondremos el cubilete para evitar que se evapore. Dejamos enfriar

Añadimos la levadura a la mezcla anterior y mezclamos unos segundos al 3.

Batimos la mantequilla con el azúcar y se lo añadimos también a la mezcla, batimos unos segundos y dejamos reposar durante unos 10 min.

Añadimos el huevo, la harina y la sal, mezclamos 30 seg al 4 y luego amasamos 5 min velocidad espiga.

Sacamos la masa del vaso formamos una bola y la dejamos levar durante una hora en un lugar cálido.

Cortamos la masa en 6 trozos iguales, formamos los bollos y los dejamos levar hasta que doblen su volumen.

Precalentamos el horno a 200º, pincelamos los panes con leche (no tenía semillas de sésamo así que le puse un mix de semillas que tenía por casa). Horneamos 15 min a 200º y después los dejamos enfriar sobre una rejilla.

Ingredientes para las hamburguesas de pescado;

  • 500 gr de merluza
  • 1/2 huevo batido
  • 1 cucharada colmada de pan rallado
  • 1 cucharada de las hierbas aromáticas que prefieras (yo usé un mix de justspices)
  • ajo en polvo, sal y pimienta

Picamos muy bien la merluza a cuchillo y la ponemos en un bol, agregamos el resto de ingredientes y lo dejamos reposar durante unos 15 min.

Formamos las hamburguesas con las manos y mucho cuidado y cocinamos en la sartén con un poquito de aceite de oliva. Procuramos que no se hagan demasiado porque se secarían.

Mayonesa de albahaca;

  • 1 huevo
  • aceite de girasol
  • 2 hojas de albahaca
  • sal

Ponemos en el vaso de la batidora el huevo, la albahaca y la sal, ponemos la batidora en marcha y sin moverla del fondo del vaso comenzamos añadir el aceite poco a poco, cuando veamos que la salsa está ligando podemos empezar a mover la batidora de arriba abajo. Dejamos de añadir aceite cuando consigamos la textura más nos guste.

Ahora ya podemos montar nuestra deliciosa hamburguesa.

Cortamos el pan en dos, le ponemos un poco de mayonesa, encima unas hojas de lechuga, luego la hamburguesa, mas mayonesa y coronamos con el pan. Y listo, a disfrutar, porque os aseguro que no necesita nada mas, vale, quizás unas rodajas de tomate hubieran estado bien, pero pensé que tenía y resultó que no.

Y ahora como de costumbre os invito a ver las propuestas de mis compañer@s del desafío AQUÍ

Gyozas (empanadillas japonesas)

Me imagino que a estas alturas ya todo el mundo conoce las gyozas, esas riquísimas empanadillas japonesas que se cocinan al vapor y que podemos encontrar cada vez en mas sitios. Pues bien, aquí una menda que tiene una preocupante adicción a comprar cualquier cacharro de cocina que vea, se le antojó una especie de plancha para estirar la masa de las gyozas que vio en Aliexpress y ahí que me la pedí (que no fue lo único que compré porque también cogí un cacharro para cerrar los dumplings y que espero que funcione mejor que este).

En resumen, que estaba deseando que me llegara el cacharro para probarlo y me busqué una receta sencilla con la que probarlo, pues tengo que deciros que me han salido buenísimas, ahora me arrepiento de haber hecho tan poca cantidad, creo que compensa doblar o incluso triplicar ingredientes y congelarlas una vez rellenas, porque están deliciosas.

Ingredientes de la masa;

  • 120 gr de harina
  • 60 ml de agua
  • 1/4 cucharadita de sal

Ponemos el agua y la sal y programamos 3 min, 90º vel 1.

Añadimos la harina y programamos 5 min, vaso cerrado, velocidad espiga.

Tendremos una masa en trocitos, la sacamos y lo unimos todo (no nos costará ningún trabajo) lo tapamos con papel film y lo dejamos reposar hasta el momento de utilizar (por lo menos 30 min).

Ingredientes para el relleno;

  • 200 gr de carne picada de cerdo
  • 30 gr de cebolleta
  • 80 gr de col
  • 1 diente de ajo
  • 1 trocito de jengibre fresco pelado
  • 1 pizca de azúcar
  • 1 cucharadita de Maizena
  • 1 cucharadita de salsa de soja
  • 1/2 cucharadita de aceite de sésamo

Picamos la cebolleta, la col, el jengibre y el ajo.

En un bol ponemos la carne picada y le añadimos el resto de los ingredientes y mezclamos muy bien (mejor con las manos para que quede bien homogéneo) y reservamos durante 30 min tapado con un film en la nevera.

Ingredientes para el acompañamiento;

  • 30 gr de salsa de soja
  • 30 gr de vinagre de arroz (yo le pongo la mitad, para mi es suficiente)

Mezclar y dejarlo listo para mojar las gyozas.

Sacamos la masa y la cortamos en porciones como de 10 gr (las mías eran de un poquito mas)

Cogemos las porciones hacemos una bola y la estiramos en forma de circulo (aquí es donde tenía que usar el cacharro que compré para estirarlos, pero ohhh sorpresa, no servía para nada, me quedaba muy gruesa y apenas se estiraba, así que al final, un rodillo de cocina y paciencia)

Una vez estirada todas las porciones de masa las vamos rellenando con una cucharada de carne picada, humedecemos los bordes y las cerramos como buenamente sepamos (me vi mil videos en internet, pero aun así me quedaron un poco dudosas).

Cuando las tengamos todas rellenas ponemos una sartén al fuego y añadimos un poquito de aceite, calentamos y vamos colocando las gyozas (de pie), las doramos en la base y cuando tengan ya buen color añadimos unos 100 ml de agua caliente (y una cucharadita de Maizena, que leí en algún sitio que ayudaba a que la base quedara crujiente), tapamos y esperamos a que se evapore el agua (yo las tuve unos 6 min). Dependerá de la sartén que estés usando, pero yo las tuve que hacer en 2 tandas.

Y ya solo nos queda disfrutarlas con nuestra mezcla de salsa de soja vinagre de arroz que le viene fenomenal.

Tarta mimosa

Aquí estamos desvelando el desafío de febrero, una tarta que desconocía completamente, la tarta mimosa.

Esta tarta es italiana y por lo visto allí se identifica sobre todo con la celebración del día de la mujer. Su nombre se debe a que nos podría a un ramo de mimosas.

La receta es sencilla, no he encontrado muchas por internet, pero he decidido seguir la de directo al paladar porque suelen estar aseguradas. Pues bien, en esta ocasión tan asegurada no estaba, me han surgido algunos problemas. El almíbar era a todas luces escasísimo, mis bizcochos apenas se han mojado y no he notado para nada el sabor del ron, así que en la receta que os voy a poner voy a doblar las cantidades (aunque si os gusta muy remojado, mejor duplicáis también mis medidas. También he tenido problemas con la crema diplomática, estaba tremendamente deliciosa, pero no tenía consistencia, de este modo al utilizarlo en el relleno no se asentaba y se resbalaban los bizcochos, no había manera de mantener la tarta derecha. Yo creo que un buen truco sería poner una cucharada de queso crema a la nata montada para evitar que se baje porque en mi opinión ese es el problema ya que mi crema pastelera estaba espesísima y al mezclar con la nata montada me parecía que esta se bajaba.

Dejando esto de lado la tarta está riquísima, la crema es como para comerla a cucharadas y la verdad que en realidad es muy sencilla de elaborar. Recomendaría eso si, realizar las 3 preparaciones el día antes y montarla tarta al día siguiente.

Ingredientes para los bizcochos;

  • 6 huevos
  • 180 gr de azúcar
  • 180 gr de harina

Ingredientes para el almibar;

  • 200 ml de agua
  • 150 gr de azúcar
  • 30 ml de ron

Ingredientes para la crema diplomática;

  • 300 ml de leche
  • 4 yemas de huevo
  • 175 gr de azúcar
  • 35 gr de Maizena
  • 28 gr de mantequilla
  • 150 ml de nata líquida

Para el bizcocho yo utilicé 5 moldes de layer cake de 15 cm de diámetro y con esta cantidad me quedó exacto.

Comenzamos con el bizcocho, batimos los huevos con el azúcar hasta que doblen su volumen. Añadimos la harina tamizada y la mezclamos con movimientos envolventes. vertimos la mezcla en los moldes (si no tenéis moldes de layer cake podéis hacer dos bizcochos mas grandes y cortarlos después, pero recordar que entonces variará el tiempo en el horno.

Llevamos al horno precalentado 180º durante unos 14 min. Sacamos dejamos enfriar y luego los envolvemos en papel film hasta el momento de usar.

Seguimos con el almíbar, ponemos el agua y el azúcar al fuego y cocinamos a fuego suave durante unos 10-15 min. Retiramos del fuego, añadimos el ron y dejamos enfriar.

Finalmente nos ponemos con la crema diplomática, para lo que tenemos que hacer una crema pastelera. Yo la preparo en la thermomix, pongo la leche, las yemas, el azúcar y la Maizena 9 min, 90º vel 4. Al terminar le ponemos la mantequilla, mezclamos y dejamos enfriar.

Semimontamos la nata y la mezclamos con la crema pastelera, reservamos hasta el momento de usar.

Ahora ya podemos montar la tarta.

Necesitamos 3 bases de bizcocho, colocamos la primera, la calamos con el almíbar, le ponemos una capa de crema y le ponemos la siguiente base de bizcocho, repetimos la operación y colocamos la 3 base encima, la volvemos a calar con el almíbar que nos quede y cubrimos toda la tarta con el resto de crema diplomática.

En mi caso, después de cubrirla tuve que meterla un rato en la nevera porque la crema se desparramada y no podía colocarle la decoración en ese momento, pero si habéis utilizado la crema de queso que os he comentado creo que podéis tener una textura mas manejable y no os va hacer falta.

Cortamos en dados las otras dos bases de bizcocho y decoramos toda la tarta con ella. La dejamos reposar unas horitas para que se asienten los sabores y a disfrutar.

Ahora como es costumbre os invito a ver las propuestas de mis compañer@s aquí

Cinnamon Rolls

Las ganas que tenía de preparar esta receta y que escusa tan estupenda me han dado en desafío en la cocina, ya que este mes de diciembre teníamos que preparar unos Sweet Rolls y aunque se que peco de clásica al preparar los mas famosos que existen, no me he podido resistir.

No es la primera receta de rollos de canela que preparo, de hecho es la tercera. Hace ya muchos años en los inicios del blog, preparé unos de un libro de recetas que tenía y me gustaron mucho, tenían pasas y llegue a publicarlos AQUI. Años después preparé una receta de thermomix magazine para una comida familiar y recuerdo que fueron un éxito, pero en aquella ocasión no pude subir la receta. Pues estos, que tenía fichadisimos de la web Directo al paladar, son de lejos los mas espectaculares que he probado nunca y de verdad que me siento muy frustrada con las fotos porque no le hacen para nada justicia.

Lo de las fotos fue una pesadilla, estamos en invierno, las masas tardan mucho mas en levar y cuando terminé de prepararlos ya era de noche. Me dije, no pasa nada, mañana a primera hora hago las fotos, pero a la mañana siguiente llovía a mares y tenía la misma luz que a la noche, encima este tipo de bollería ya no tiene la misma textura al día siguiente. En fin que las fotos están hechas con el fluorescente de la cocina, si lo se, no se puede ser mas cutre, en fin, que tenéis que confiar en mi, ESPECTACULARES.

Ingredientes;

  • 125 ml de leche
  • 35 gr de azúcar
  • 3,5 gr de levadura seca de panadero
  • 2 gr de sal
  • 325 gr de harina
  • 1 huevo
  • 65 gr de mantequilla
  • 50 gr de azúcar moreno
  • 10 gr de canela
  • 75 gr de azúcar glass
  • 20 ml de agua

Comenzamos mezclando la harina y la sal.

Metemos la leche unos segundos en el micro, no tiene que calentarse en exceso, solo un poquito. Le añadimos la levadura y el azúcar, lo mezclamos y lo dejamos reposar unos minutos. Lo vertimos sobre la harina y mezclamos bien, ayudándonos con las manos cuando sea necesario.

A la masa anterior añadimos 50 gr de la mantequilla y amasamos hasta obtener una masa lisa que aunque sigue siendo algo pegajosa ya se puede manejar. Hacemos una bola y la dejamos levar hasta que doble el volumen.

Pasado ese tiempo desgasificamos la masa y la estiramos formando un rectangulo.

Derretimos los 15 gr de mantequilla que nos quedan y lo mezclamos con el azúcar moreno y la canela. Untamos con esta mezcla la masa.

Enrollamos el rectángulo como si fuera un brazo de gitano y cortamos en porciones que vamos colocando en un molde, sin apretarlos entre ellos para que puedan tener sitio para crecer. Dejamos levar hasta que doble el volumen.

Horneamos en horno precalentado a 170º durante 30 min, sacamos y dejamos enfriar mientras preparamos la cobertura.

Le vamos añadiendo poco a poco el agua al azúcar glass, obtendremos una mezcla espesa con la que bañaremos los rollitos. Dejamos que esta se solidifique y a disfrutar.

Y ahora no me queda mas que invitaros a ver el espectáculo que han preparado mis compañer@s del desafío AQUI

Brazo de gitano de gambas y salmón

Esta receta la encontré en la revista Thermomix navidad del año pasado y la preparé para el día de navidad. Pues ya sabéis como son las fiestas, que apenas te dejan tiempo para nada y a mi me quedó pendiente de subir y al final decidí dejarla para estas navidades.

La receta es muy resultona, un entrante que podemos hacer con antelación y que lucirá un montón en nuestra mesa estas navidades. A mi este tipo de brazos salados me gusta muchísimo.

Ingredientes;

Bizcocho

  • 4 huevos
  • 120 gr de azúcar
  • 120 gr de harina
  • 1 pellizco de sal

Relleno

  • 300 gr de langostinos cocidos y pelados
  • 60 gr de atún
  • 130 gr de mayonesa
  • 20 gr de ketchup
  • 50 gr de huevas de mújol
  • 10 gr de coñac

Montaje

  • 200 gr de salmón ahumado en lonchas finas

Precalentamos el horno 180º mientras preparamos la masa del bizcocho.

Ponemos la mariposa en la thermomix y añadimos los huevos y el azúcar, programamos 6 min, 37º, vel 4. Luego volvemos a programar 6 min, vel 4.

Añadimos la harina alrededor de las cuchillas y mezclamos 4 seg al 3. Terminamos de mezclar con la espatula.

Vertimos la masa en la bandeja del cubierta de papel sulfurizado y horneamos 8-10 min a 180º.

Desmoldamos el bizcocho sobre un paño y lo enrollamos para que coja la forma en caliente y no se rompa al rellenarlo.

Lavamos el vaso de la thermomix,, ponemos los langostinos y los troceamos 4 seg al 4.

Añadimos el atún, la mayonesa, el ketchup, las huevas y el coñac y mezclamos 15 seg al 2.

Desenrollamos el bizcocho y lo rellenamos de esta mezcla, volvemos a enrollar sobre si mismo esta vez.

Envolvemos de papel film y lo llevamos a la nevera por unas horas.

Para servirlo lo sacamos del film, lo untamos de mayonesa y lo cubrimos con el salmón ahumado.

Timbal de patatas, gulas y huevo poché

Estamos a 20 de noviembre y eso significa que toca desafío. Este mes no nos lo han puesto nada difícil, nos han retado a preparar un timbal y como ya sabéis eso abre un abanico inmenso y de una dificultad que puede ir desde lo mas sencillo hasta complicarse la vida todo lo que queramos.

En mi caso no me he complicado demasiado, lo sé, pero si estoy muy orgullosa de la receta porque además que quedar un plato delicioso, he conseguido por primera vez un huevo poché perfecto. Ese fue mi reto personal, un huevo poché con su clara perfectamente hecha y su yema líquida. Una delicia de yema que cuando cortas empapa las capas inferiores…. ains que cosa tan rica. Que también digo, está perfecto para mi, que a la hora de pochar un huevo hay quien lo quiere menos hecho aun. Pero lo que es a mi, así es la perfección absoluta.

Importante para hacer los huevos, que estén frescos y del tiempo, así que sacarlos de la nevera por lo menos 1 hora antes.

Bueno vamos a lo importante, la receta.

Ingredientes;

  • 2 patatas grandes
  • 200 gr de gulas
  • aceite de oliva
  • 2 dientes de ajo
  • 1 guindilla
  • 1 cucharadita de vinagre
  • sal y pimienta

Pelamos las patatas y las cortamos panadera, las salpimentamos y las freímos en aceite a fuego medio para que no queden crujientes. Para que os hagáis una idea yo las hice en la freidora a 150º. Reservamos.

En una sartén con un chorro de aceite de oliva doramos los ajos picados y la guindilla. Añadimos las gulas y salteamos un par de minutos. Reservamos.

Cascamos el huevo en un recipiente a parte.

Ponemos un cazo con agua a fuego fuerte, cuando veamos que le falta poco para hervir (le salen unas pequeñas burbujitas) bajamos un poco el fuego para evitar que lo haga. Añadimos la cucharadita de vinagre y con una cuchara mas grande que introducimos un poquito en el cazo, le damos unas vueltas al agua para formar un pequeño remolino, dentro de él añadimos el huevo y seguimos girando la cuchara un poco mas. La dificultad vendrá aquí, en el tiempo de cocción y es que no todos los huevos son iguales, a mi el primero me quedó cocido del todo, había leído que eran unos 4 min, pero en el caso de los huevos que tenía en casa fueron 3 min exactos. Pasado ese tiempo sacamos el huevo del agua.

Montamos el plato ayudándonos de algún molde redondo, colocamos una base de patatas, encima ponemos las gulas y finalmente coronamos con el huevo y unas escamas de sal sobre él.

Y ahora os invito a ver la variedad de timbales que os traen l@s compañeros del desafío AQUI.

Bundt cake de calabaza y canela

Hoy 15 de noviembre es el día mundial del bundt cake y he pensado que no había mejor momento para traeros el que ha sido uno de los mejores bundt cake que he probado. Una delicia espectacularmente jugoso, con un sabor a otoño que te dejará sin palabras. De esos bizcochos tan húmedos que podrías comerlo perfectamente con cuchara. Y desde ya advierto, no apto para los que la canela les guste lo justo porque su sabor es muy intenso.

La receta la vi en Watevabakes y únicamente suprimí el clavo y la nuez moscada porque en casa no creo que hubiera tenido mucho éxito con ambas especias. La masa resultante era bastante líquida, estoy acostumbrada a que la mayoría de los bundt tienen una masa muy densa y este era todo lo contrario así que no me atreví a ponerle los 100gr de nueces, pensé que se irían al fondo. Le puse un puñadito picado y otro de pepitas de chocolate, pero una vez visto como estas se han repartido creo que la próxima vez si se lo voy a poner.

El puré de calabaza puedes comprarlo preparado o hacerlo en casa. Yo tenía calabaza de sobra así que opté por prepararlo. Para hacerlo así la calabaza en la crock pot durante 3 horas en alta. La trituré con ayuda de un pisapatatas y la escurrí todo lo que pude. De ahí saqué los 400gr que necesitaba el bizcocho.

Ingredientes;

  • 250 gr de aceite de oliva suave o girasol
  • 300 gr de azúcar
  • 4 huevos
  • 250 gr de harina
  • 400 gr de puré de calabaza
  • 1 cucharadita y media de bicarbonato sódico
  • 2 cucharaditas de canela
  • 1 pizca de sal
  • 1 puñado de nueces picadas y pepitas de chocolate

Batimos los huevos con el azúcar hasta que espumen.

Tamizamos la harina con la sal, la canela y el bicarbonato.

Sin dejar de batir añadimos el aceite poco a poco a la mezcla de huevos y azúcar.

Añadimos a la mezcla anterior el puré de calabaza y seguimos mezclando.

Empezamos a incorporar la mezcla de harina, con canela, poco a poco y batiendo a velocidad mínima o de manera manual. Tiene que quedar completamente incorporado.

Añadimos las nueces y las pepitas de chocolate y mezclamos con una espatula.

Vertimos la mezcla en un molde de bundt cake previamente engrasado y llevamos al horno precalentado a 175º durante 50 min.

Dejamos enfriar 15 min antes de desmoldar.

Sale un bundt cake enorme que curiosamente no durará gran cosa en vuestra cocina.

Tarta Tatin de manzana

Este mes en el desafío nos han retado a preparar una tarta tatin. A mi es una tarta que me encanta, es fácil, rápida y además deliciosa, que mas se puede pedir.

Pues mi idea original era prepararla de platano o de pera porque siempre la he preparado de manzana y me apetecía probar otra cosa, pero estamos en temporada de manzanas y nos han regalado dos bolsas así que no me ha quedado mas remedio que tirar de ellas.

La primera vez que la hice probé con una masa casera, pero no me entusiasmo así que el siguiente intento ya tiré de hojaldre comprado. Se que me he tirado a lo fácil, pero es que esta tarta me gusta mas con hojaldre, que le voy hacer.

Podemos prepararla en una sartén y luego pasarla a un molde, pero si podeis lo ideal es hacerla toda en el mismo sitio. En mi caso utilicé una sartén que puede ir al horno.

Ingredientes;

  • 1 cucharada de mantequilla
  • 100 gr de azúcar
  • 3 manzanas grandes
  • 1 lamina de hojaldre de mantequilla

Precalentamos el horno a 180º

Pelamos y cortamos en trozos grandes las manzanas.

En una sartén que pueda ir al horno ponemos la mantequilla, cuando esté derretida añadimos el azúcar y removemos hasta que se haga un caramelo clarito.

Añadimos las manzanas y cocinamos unos minutos con el caramelo

Tapamos la preparación con la lamina de hojaldre (enrollamos los bordes para ajustarlos a la sartén). Pinchamos el hojaldre para que no crezca en la base y llevamos la sartén al horno durante 30 min.

Al sacarlo del horno le damos la vuelta sobre un plato para que nos quede el hojaldre para abajo.

Es una tarta ideal para consumir caliente, pero fría sigue estando deliciosa.

Y ahora os invito a ver la variedad de tatin que han preparado mis compañer@s AQUI