Tarta de lima sencilla

SAM_2645Esta receta lleva esperando que la publique ya un par de meses y no terminaba de hacerlo, no es justo porque es una tarta riquísima, facilísima y gracias a este fantástico molde se ve espectacular 😉

La receta está basada en la tarta de lima hiperfacil del comidista, solo que varié las cantidades para poder llenar mi molde y le añadí gelatina para asegurarme que cuajaba. También cambié la base por aquello de que en la mía era lo último que se colocaba… 

El resultado es una tarta fresca que entra como si nada, espero que os guste.

Ingredientes; 

  • 400 ml de nata líquida 
  • 400 ml de leche condensada
  • 150 ml de zumo de lima
  • la ralladura de 1 lima
  • 4 hojas de gelatina
  • bizcochos de soletilla

Ponemos a hidratar la gelatina

Calentamos el zumo de lima y deshacemos en él las hojas de gelatina, lo mezclamos con la leche condensada y la ralladura de lima y lo batimos hasta que tengamos una consistencia como de yogur

Montamos la nata líquida y cuando la tengamos lista le vamos añadiendo poco a poco y con cuidado la leche condensada vertemos la mezcla en el molde que tengamos destinado (si hiciera falta lo prepararíamos con spray desmoldante) 

SAM_2653Finalmente tapamos la tarta con bizcochos de soletilla (también podemos usar galletas, lo que mas nos guste). 

Dejamos reposar durante unas horas hasta que cuaje. 

En mi caso para conseguir un desmoldado perfecto congelé la tarta una noche, al día siguiente la desmoldé y la dejé descongelar, así conseguí que a pesar de la textura de la tarta los dibujos del molde se vieran perfectos.

Anuncios

Drip cake de café

SAM_2430Este mes de marzo nos han desafiado a preparar un “drip cake” que a lo mejor vosotras ya sabias lo que era, pero yo he tenido que buscarlo en google ;). Un drip cake es una tarta con una cobertura que “chorrea” y la verdad que ha pasteles preciosos en la blogsfera. 

desafio+en+la+cocina_Maquetaci%C3%B3n+1+(1)La verdad que nos dejaron mucha libertad, no tenía por que ser una tarta de bizcocho, aunque como prácticamente todas las que vi en internet si lo eran, yo decidí tirar por ahí. 

Otra cosa que me dio un poco de pereza, es que es una tarta que requiere su tiempo y a mi me falta y mucho, de ahí que el resultado fuera un poco regulero, pero no os preocupéis que os enseñaré a no cometer mis errores 😉

Dicho esto tengo que decir que quedó riquísima, el bizcocho victoria es ideal para estas tartas porque aguanta jugoso mucho tiempo. Usé un  molde de 15 cm para que me quedara una tarta vistosa pero que no me durara toda la eternidad (que solo somos 2 en casa). Bueno, dicho esto vamos a la receta;

Ingredientes para el bizcocho Victoria;

  • 120 gr de aceite
  • 120 gr de azúcar
  • 120 gr de harina
  • 2 huevos
  • 1 1/2 cucharadita de levadura

Ingredientes para la trufa de café;

  • 300 ml de nata líquida
  • 2 cucharaditas de café instantaeo
  • azúcar al gusto
  • 1 cucharada de queso crema
  • 1 cucharadita de cacao en polvo

Ingredientes para el ganache

  • 100 ml de nata líquida
  • 100 gr de chocolate negro o con leche (el que mas nos guste)

Galletitas de café para la decoración

SAM_2428Empezaremos el día antes preparando el bizcocho, para hacerlo batimos muy bien el aceite, el azúcar y los huevos, luego añadimos la harina tamizada con la levadura. Metemos la mezcla en el molde y cocemos en el horno 45 min (depende del horno) hasta que lo pinchemos y salga limpio. Lo reservamos de un día para otro.

Al día siguiente preparamos el ganache temprano porque tendrá que enfriar para poder utilizarlo. Para hacerlo ponemos a calentar la nata y cuando hierva añadimos el chocolate en trozos y retiramos del fuego, mezclamos hasta que se derrita e integre perfectamente y reservamos.

Para la trufa montamos la nata con el café y vamos añadiendo azúcar a nuestro gusto, a mi me gusta también añadirle una cucharada de queso crema y un poco de chocolate en polvo.

Cortamos el bizcocho en dos discos y rellenamos con la trufa, luego lo cubrimos lo mejor que sepamos y lo llevamos a la nevera por un mínimo de 2 horas (si podéis meterlo en el congelador mejor que mejor).

Cuando veamos que el ganache está bastante espeso probamos a echarlo sobre la tarta con una cuchara y mucho cuidado, ponemos un poquito arriba y empujamos.a ver como cae. Si cae despacio y parece que le cuesta avanzar, será el momento de colocarlo todo. Se hace así, con cuidado, controlando cada chorro y finalmente cubriendo el centro (aquí es donde yo metí la pata porque mi ganachéEaun no estaba lo suficiente espeso… pero bueno, de todo se aprende.

Finalmente decoramos con unas bonitas y variadas galletitas de estas que son ideales para el cafecito de la tarde.

Y ya está, espero que os gustara mi propuesta para el desafío 😉 las fotos no están muy allá, pero es que hacía un día horrible y no acabo de cogerle el truco a la luz cuando tenemos días tan oscuros.

En fin, que ahora os invito a pasar y ver los deliciosos Drip cake que han preparado mis compañer@s del desafío AQUI.

Red Velvet San Valentín (3º versión)

sam_2378

Pues un año mas he celebrado San Valentín con un red velvet, que es una de mis tartas favoritas y además de lejos la que mejor pega para este día ;). En esta ocasión la receta del bizcocho es la de Alma Obregón y he optado por hacerlo en el molde con forma de corazón del Ikea y no se que os parecerá a vosotros, pero a mi me ha encantado.

sam_2371Ingredientes para el bizcocho

  • 120 ml de aceite de oliva suave (yo para repostería prefiero el de girasol que tiene menos sabor)
  • 320 gr de azúcar
  • 2 huevos
  • 2 cucharadas de cacao en polvo sin azúcar
  • 1 cucharadita de colorante en gel rojo (hasta conseguir el color deseado)
  • 3 cucharaditas de extracto de vainilla
  • 250 ml de leche
  • 2 cucharaditas de zumo de limón
  • 300 gr de harina
  • 1 cucharadita de bicarbonato
  • 2 cucharaditas de vinagre blanco

Ingredientes para el relleno y cobertura

  • 300 ml  de nata para montar muy fría
  • 150 gr de queso cremoso
  • 100 gr de azúcar (es orientativo, probar y poner mas o menos según os guste)

sam_2379Mezclamos la leche con el limón y reservamos.

En un bol mezclamos el aceite, los huevos y el azúcar, cuando esté bien integrado añadimos el cacao en polvo, un chorlito de leche con limón y terminamos de mezclar.

Agregamos la harina tamizada y el resto de la leche con limón, alternando una y otra, acabando con la harina.

En un vasito mezclamos el bicarbonato con el vinagre, removemos y cuando burbujee añadimos a la mezcla anterior.

Finalmente añadimos la vainilla y el colorante. 

Vertemos la mezcla en el molde y llevamos al horno 180º haste que lo pinchemos y salga limpio (a mi me llevó unos 50 min)

Sacamos y dejamos enfriar (lo ideal es hacerlo de un día para otro)

Con el bizcocho bien frío le cortamos la parte de arriba para dejarlo completamente plano y el bizcocho resultante lo dividimos en 2 discos. Para conseguir mejores resultados el disco de arriba se pone abajo y la parte limpia que era el “culo” será la que utilizamos para arriba.

Batimos la nata con al azúcar y una vez montada vamos añadiendo el queso crema (previamente batido también)

Ponemos un poquito de mezcla de nata en el plato donde vamos a montar la tarta para que no se nos mueva el bizcocho y colocamos encima el primer disco. Rellenamos y cubrimos con la otra plancha. Cubrimos el bizcocho con la nata.

La tapa del bizcocho que habíamos cortado al principio la pasamos por la batidora para hacer unas migas y decoramos con ella y con el resto de nata a nuestro gusto.

Tarta mousse de limón con gelatina de gin tonic

SAM_1835

Esta fue la tarta elegida para celebrar mi 36 cumpleaños y no veais que éxito, está buenísima, súper ligera, ideal tras una copiosa cena. Vamos que esta la repito si o si en cuento tenga ocasión.

Tuve un pequeño fallo y es que te decían que decoraras con rodajitas de limón, pero al echar la gelatina, luego estas se mueven a donde les da la gana, por lo que muy bonitas no quedaban y luego además a la hora de cortar la tarta las dichosas rodajas molestaban jeje, en fin, que ese el mayor motivo por el que no logre sacarle una foto decente a la tarta.  Aun así esta que he elegido de portada nos deja intuir lo suave que es su textura.

Si queréis hacerla para niños, con poner una gelatina normal de limón, en vez de gin tonic, la tenéis y seguro que les encanta.

La receta anda desde hace años por muchos blogs y yo he seguido al pie de la letra la de Mis Thermorecetas.

No os voy a engañar, es larga porque lleva varios pasos, pero es facilita y el resultado bien merece el tiempo invertido.

Ingredientes para el bizcocho;

  • 2 huevos
  • 60 gr. de azúcar
  • 60 gr. de harina de repostería
  • 1 pellizco de sal

Ingredientes para el almíbar de limón;

  • 120 gr. de agua
  •  100 gr. de azúcar
  • 30 gr. de zumo de limón

Ingredientes para la mousse de limón;

  • 250 gr. de leche
  • 1 sobre de gelatina de limón
  • 200 gr. de zumo de limón (más o menos es el zumo de 4 limones)
  •  1 lata pequeña de leche condensada
  • 400 gr. de nata para montar 

Ingredientes para la gelatina de gin tonic;

  • 6 hojas de gelatina
  • 100 gr. de agua
  • 150 gr. de azúcar
  • el zumo de un limón (75-80 gr. aprox)
  • 120 gr. de ginebra
  • 200 gr. de tónica
  • – 4 o 5 rodajas finas de limón

SAM_1821Preparamos el bizcocho en la thermomix,  colocamos la mariposa y echamos los huevos y el azúcar, programamos 6 min, 37º, vel 4. Luego otros 6 min a misma velocidad sin temperatura.

Añadimos la harina y la sal y mezclamos 8 seg al 2 y medio. Quitamos la mariposa y terminamos de mezclar con la espátula.

Vertemos en un molde (usé uno desmoldable de 24 cm de diámetro y cocemos en el horno precalentado 180º durante 12 min. Dejamos enfriar.

Preparamos el almíbar poniendo los ingredientes al fuego y dejándolo hervir durante 4-5 min, reservamos.

Cuando el bizcocho esté templado lo mojamos con el almíbar que tampoco tiene que estar ya caliente.

Ahora será el momento de preparar la mousse de limón, para ello ponemos la leche en el vaso de la Thermomix y programamos 5 minutos, 90º, vel 1.

Echamos la gelatina de limón alrededor de las cuchillas y mezclamos durante 30 seg, al 2 y medio

Añadimos el zumo de limón y la leche condensada. Programamos 1 min, vel 3. Vertemos en un bol y reservamos mientras montamos la nata.

 

Cuando la crema de limón esté templada la vertemos poco a poco en el bol donde tenemos la nata montada y mezclamos suavemente, con movimientos envolventes de abajo hacia arriba, hasta que todo esté perfectamente mezclado.

Vertemos esta mezcla por encima del bizcocho y dejamos reposar por unas 5 horas.

Ponemos a hidratar la gelatina.

En el vaso de la Thermomix ponemos el agua  y el azúcar. Programamos 3 min, 100º y vel 1. Añadimos las hojas de gelatina hidratadas y bien escurridas. Mezclamos durante 30 seg, vel2.

Agregamos el zumo de limón, la ginebra y la tónica. Programamos 30 seg, vel 3.

Esperamos a que temple y luego lo vertimos con mucho cuidado sobre la mousse de limón. Llevamos al frigorifico y lo dejamos hasta que cuaje por completo.

Tarta Opera

SAM_1802

Hoy 20 de abril cumplo 36 años, ainsss no se donde se van los años, si me parece que cumplia los 25 hace 4 días, en fin, que deprime un poco que el tiempo pase tan deprisa. Os comentaba esto porque este mes estoy a tope de trabajo y apenas tengo tiempo libre, por eso cuando en el desafío nos propusieron esta tarta me quedé literalmente sin aliento, una tarta la mas de entretenida para la que no sabía si iba a poder sacar tiempo, pero al mismo tiempo no quería faltar al desafío precisamente el día de mi cumpleaños ;). En fin, que he sacado tiempo de debajo de las piedras y aquí os la traigo. No es la más bonita del mundo, pero aun así estoy contenta con el resultado, si hubiera tenido mas tiempo me lo hubiera tomado con mas calma y las capas hubieran sido mas uniformes, pero aun así, yo creo que mal tampoco ha quedado.

desafio+en+la+cocina_Maquetaci%C3%B3n+1+(1)En fin, vamos con la receta porque es bastante larga (no complicada, pero si larga), la encontré en el blog My European Cakes

 

 

Ingredientes para el bizcocho gioconda;

  • 4 huevos
  • 4 claras
  • 150 gr de almendra molida
  • 150 gr de azúcar y otros 20 gr para las claras
  • 40 gr de harina
  • 30 gr de mantequilla
  • 1 pizca de sal

Ingredientes para la crema de mantequilla y café:

  • 300 gr de mantequilla en pomada
  • 60 gr de azúcar
  • 4 yemas de huevo
  • 75 gr de leche
  • 12 gr de café soluble

Ingredientes para el ganache del relleno;

  • 100 gr de nata para montar
  • 125 gr de chocolate 55% cacao
  • 20 gr de mantequilla

Ingredientes para el sirope de café;

  • 200 gr de azúcar
  • 160 gr de agua
  • 20 gr de café soluble

Ingredientes para la cobertura efecto espejo;

  • 110 gr de azúcar
  • 35 gr de agua
  • 35 gr de cacao puro sin azúcar (Valor)
  • 70 gr de nata para montar
  • 2 hojas de gelatina

pageLo primero que haremos será el bizcocho, para ello comenzamos derritiendo la mantequilla y dejandola enfriar.

Batimos los huevos, la almendra en polvo, el azúcar y el harina durante unos 10 min.

Montamos las claras con una pizca de sal y a la mitad del montado le añadimos los 20 gr de azúcar que teníamos reservados.

Añadimos a la mezcla de huevo la mantequilla derretida y mezclamos con cuidado, luego vamos añadiendo poco a poco y con mucho mimo el merengue para que no pierda mucho aire.

Forramos la bandeja del horno con papel sulfurizado y vertimos encima la mezcla del bizcocho, horneamos en horno precalentado 170º durante unos 15 min y luego reservamos.

Para hacer el almibar de café ponemos en un cazo todos los ingredientes y lo hervimos, lo retiramos del fuego y dejamos enfriar.

Después haremos el ganaché del relleno, en un cazó ponemos la nata y la calentamos, en cuanto empiece a hervir echamos el chocolate troceado y removemos hasta que se derrita del todo, en ese momento añadimos la mantequilla, mezclamos bien y reservamos.

Ahora haremos la crema de mantequilla y café, para ello empezamos haciendo una crema de café que he preparado en la thermomix pero si la vais hacer sin ella solo teneis que prepararla al baño maría y evitando que supere los 80º. En la thermo ponemos las yemas, la leche, el café y el azúcar y programamos 8 min, 80º, vel 3/4. Cuando termine programamos otros 8 min sin temperatura para que vaya enfriando.

Batimos bien la mantequilla y le vamos añadiendo la crema anterior cuando ya esté templada, batimos hasta obtener una textura cremosa y reservamos.

La cobertura efecto espejo no la hice hasta que la tuve toda montada, así que vamos a empezar con el montaje.

SAM_1801Cortamos el bizcocho en 3 trozos iguales y colocamos el primero en la bandeja donde lo vamos a servir, mojamos con el almibar de café y extendemos una fina capa de crema de mantequilla. Colocamos el siguiente bizcocho y volvemos a empaparlo con el almibar de café, ahora vertimos por encima el ganaché y lo repartimos para que nos quede una capa lo mas uniforme posible. Lo llevamos a la nevera durante unos 30 min para que endurezca.

Pasado ese tiempo colocamos el ultimo de los trozos de bizcocho y volvemos a empaparlo con el almibar de café, extendemos otra capa de crema de mantequilla y volvemos a meter en la nevera para endurecerla.

A los 30 min de meterla en la nevera nos ponemos con la cobertura espejo, para ello primero ponemos la gelatina a hidratar y luego ponemos en un cazo el agua y el azúcar a calentar y cuando empiece a hervir lo retiramos y añadimos el cacao en polvo, removemos bien hasta que se disuelva por completo, luego añadimos la nata, mezclamos y por último le ponemos la gelatina bien escurrida y removemos hasta que se disuelva. Removemos hasta que entibie.

Sacamos la tarta de la nevera y vertimos por encima la cobertura efecto espejo. Lo suyo es usar un molde desmontable, yo como no lo tenía me arreglé con unos cartones que recorte y puse alrededor de la tarta para que la cobertura no se me desparramara demasiado y se quedara una capa sobre la tarta. 

Metemos en la nevera por unas horas y luego ya podemos sacarla y con un cuchillo mojado en agua caliente hacemos el corte clásico de la tarta opera.

En fin, como veis, pedazo de receta para pasar el día en la cocina jeje.

Ahora como de costumbre os invito a ver las maravillosas versiones de la tarta Opera que han preparado mis compañer@s del desafío AQUI.

 

Soufflé Cheesecake

SAM_1361

Se que hace un montón que no publico entradas, no tengo escusa, no se, supongo que me encontraba un poco desanimada. Tengo varias recetas pendientes de publicar, así como las últimas 2 cajas degustabox (que publicaré ya juntas), además por mi desanimo se me ha pasado fotografiar muchas recetas que he preparado y eso si que me da rábia… pero en fin, ya está bien, hay que venirse arriba y ponerse las pilas verdad? pues eso, que mejor que volver con esta receta que se acaba de poner de moda ;). 

La receta en si lleva tiempo por la red, pero ha sido ahora cuando la mayoría hemos reparado en ella. Yo personalmente la conocí gracias a mi vecina Esmeralda que la vio en facebook la preparó y me mandó una muestra. Aluciné, me encantó y en cuanto tuve ocasión me puse a la faena.

Esta receta es sencillamente maravillosa, sencilla y simple tan solo lleva 3 ingredientes, si si, como lo leeis, 3 ingredientes… y el resultado es maravilloso, una textura única, espectacular, es como un soufflé, con un sabor suave y delicioso, ya estais tardando en encender el horno…. En fin, vamos a la faena.

soufle chessecakeIngredientes; 125 gr de queso crema, 125 gr de chocolate blanco y 3 huevos.

Separamos las yemas de las claras y reservamos estas últimas.

Derretimos el chocolate blanco (con cuidado que es muy delicado y se corta como nada).

Una vez tengamos el chocolate derretido lo mezclamos con el queso crema y batimos bien para que no queden grumos, luego añadimos las yemas y mezclamos hasta integrarlas.

Batimos las claras a punto de nieve y las incorporamos a la mezcla anterior en 3 veces. Con mucho cuidado para que no pierdan demasiado aire.

Vertemos la mezcla en un molde de 15 cm de diametro y lo ponemos en el horno precalentado a 170º y al baño maría durante 15 min, luego bajamos a 160º y lo tenemos por otros 15 min. Finalmente apagamos el horno y lo dejamos otros 15 min mas. Dejamos enfriar antes de cortar.

Espero que os animéis a prepararlo y me contéis que os ha parecido ;). Entre tanto yo prometo ponerme al día con lo que tengo pendiente esta misma semana. Os dejo el enlace al famoso video que nos dio a conocer la receta, al final una imagen vale mas que mil palabras AQUI.

Charlotte royal exprés de chocolate y café

SAM_0966

Estamos de aniversario, hace 3 añitos que la cocina del Desafio abrió sus puertas y como cada año nos han retado con una tarta, en esta ocasión la elegida a sido la Charlotte 😉 También nos han sugerido que soplemos la velita, pero como estaba sola en casa no podía fotografiarme soplando y mi pequeña Mica se presento encantada voluntaria jeje

DESAFIOPersonalmente me decanté por la royal porque me parecía muy bonita, pero luego he tenido mil inconvenientes, empezando porque he pasado un mes de cumple en cumple con dulce a todas horas y lo último que me apetecía era preparar una tarta, de ahí que me diera por hacer una versión ultra rápida y sencilla de este postre, que a pesar de no haberme quedado demasiado vistoso, de sabor ha quedado deliciosa. Seguro que en un futuro no muy lejano me atrevo con una versión mas elaborada.

En fin, vamos con la receta,

Ingredientes; 2 bizcochos enrollados y rellenos de crema (de esos del super que no llegan a 1€ que van como remojaditos y con azúcar por encima) 3 hojas de gelatina, 1/2 vaso de leche, 75 gr de chocolate con leche, 1 huevo, 200 gr de nata para montar, 1 cucharadita de café soluble y azúcar al gusto.

Cogemos una ensaladera pequeña y la forramos con papel film.

SAM_0984Cortamos en discos el bizcocho enrollado y vamos cubriendo la ensaladera con él. 

Hidratamos la gelatina y mientras tanto derretimos el chocolate en la leche y añadimos la yema de huevo (a temperatura baja para evitar que se cuaje y removiendo constantemente). 

Añadimos la gelatina a la leche chocolateada y procuramos que se deshaga completamente.

Montamos la clara de huevo y por otra parte la nata con el café y azúcar al gusto.

Incorporamos primero la clara montada a la mezcla de leche y después la nata montada, con cuidado para evitar en todo lo posible que la mezcla se baje.

Rellenamos la ensaladera con esta mezcla y tapamos con el resto del bizcocho. 

Dejamos reposar en la nevera a ser posible hasta el día siguiente.

Ya veis, mas fácil imposible 😉 ahora os invito a que os paseis a ver las impresionantes charlottas que han preparado mis compañer@s AQUI.