Dip de hummus de aceitunas negras con deliciosas regañas

SAM_3249Este es el último desafío del curso, como cada año el desafío se va de vacaciones y lo hace a lo grande, con un montón de ideas fantásticas para picar y es que nos han retado a preparar una dip y un acompañamiento para mojar.

Desde el minuto uno sabía que quería hacer hummus, me he convertido casi en una adicta, me vuelve loca y me apetecía hacer una de las tantas variantes que hay. Una vez decidida por el de aceitunas negras (que me encantan) tenía claro que lo mejor para acompañarlo sería algún tipo de pan y fue entonces cuando encontré esta receta de regañas que me ha parecido espectacular y es que se hacen en apenas unos minutos, la masa es muy fácil de trabajar y tienen un sabor impresionante.

Con respecto al hummus, deciros que me ha encantado es quedarse muy corto, es sencillamente espectacular, me ha gustado incluso mas que el clásico, me lo hubiera comido a cucharadas, que cosa tan rica. Y finalmente acompañado de esas fantásticas regañas es sencillamente el picoteo perfecto.

Ingredientes para las regañas;

  • 35 ml de agua
  • 25 ml de vino blanco
  • 50 ml de aceite
  • 1 cucharadita de sésamo
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 200 gr de harina

Ponemos los ingredientes en el orden que os lo he puesto en el vaso de la Thermomix y amasamos en velocidad espiga 2 min. 

Sacamos la masa del vaso y formamos una bola.

Es una masa muy sencilla, nada pegajosa así que si no tenéis Thermomix podéis hacerlas a mano sin problema.

Extendemos la masa con un rodillo y cortamos las regañas. Las pinchamos con el tenedor y las colocamos en la bandeja del horno.

Horneamos en el horno precalentado 180º durante 25 min.

Mientras se hornean preparamos el humus

Ingredientes para el hummus;

  • 400 gr de garbanzos
  • 70 gr de aceitunas negras sin hueso
  • 2 dientes de ajo
  • 2 cucharaditas de tahine
  • zumo de 1 limón
  • 80 ml de aceite de oliva
  • 1 cucharadita de comino
  • agua fria
  • sal y pimienta

Ponemos todos los ingredientes a excepción del agua en el vaso de la batidora y los trituramos. Añadimos poco a poco el agua necesaria hasta obtener un hummus con una textura cremosa. Rectificamos de sal y listo.

Servimos el hummus con las regañas y a disfrutar.

Y ahora podéis pasar y disfrutar de las maravillosas propuestas de mis compañer@s AQUI.

Anuncios

Falafel (otra receta)

SAM_1703

Como ya he comentado mas veces, no me gustan los cocidos… lo se, lo se, que si son muy sanos, que si alimentan, que si además son super cómodos para la cocina del día a día…. bueno es lo que hay, no me gustan. Aun con esas procuro comer las legumbres de otra manera y el falafel es una de mis recetas favoritas, una manera deliciosa de comer garbanzos sin tener que recurrir al dichoso potaje.

En fin que llevo mucho años haciendo ESTA receta que ya tenía publicada y que es deliciosa, pero había visto esta otra, con forma de bolitas en Velocidad Cuchara y me entraron unas irresistibles ganas de probarla. Pues bien, me han encantado, super sencillas de formar y salen un montón, por lo que las podemos congelar y sacar cuando mas nos apetezcan. Super fáciles de hacer, ya estais tardando en poneros en marcha.

Ingredientes; 

  • Harina de garbanzos para rebozar
  • 300g de garbanzos secos 
  • 1 cebolla pequeña
  • 1 diente de ajo grande
  • 1 cucharada de cilantro 
  • 1 cucharada de perejil 
  • 1 cucharadita de comino
  • 1 pizca de pimentón 
  • 1 pizca de pimienta negra
  • Sal al gusto
  • 1 cucharadita de levadura química 

El día antes pondremos los garbanzos a hidratar.

Una vez hidratados los garbanzos, los ponemos en el vaso de la txm, junto con la cebolla, el ajo, el cilantro, el perejil, el comino, el pimentón, la sal y la pimienta. Trituramos 15 seg al 5.

Abrimos la tapa, bajamos los restos y volvemos a triturar, esta vez 5 seg al 6.

Añadimos la levadura y una cucharada de harina de garbanzos y mezclamos 10 seg al 5. Dejamos reposar la masa de 30 a 60 min.

Con la mano formamos las bolitas de falafel y las pasamos por harina de garbanzo antes de irlas friendo en abundante aceite de oliva.

Se pueden servir con una sencilla salsa de yogur, pero a mi no me gusta esa salsa demasiado, las comí con un puré de patatas al curry y a lo mejor digo una barbaridad, pero… las acompañe de mayonesa (soy mayonesera total, que queréis).

En fin, una delicia, no dejéis de probarlas 😉