Mini-hamburguesas con queso de cabra y cebolla caramelizada

La pasión actual con el queso de cabra me recuerda bastante a la que hubo hace tiempo con la reducción de Módena, de un tiempo a esta parte es como el ingrediente estrella de mil platos. A mi personalmente me vuelve loca, es un indispensable en mis ensaladas y no puede faltar nunca en mi nevera, así que tan contenta.

La idea de las mini-hamburguesas vino empujada por la degustabox de este mes, nos han enviado unos mini-panecillos de burguer muy monos que me pedían a gritos una hamburguesita de su tamaño (tendía que haberos puesto en la foto algún objeto comparativo para que se apreciara bien lo pequeñita y mona que es).

La receta es sencilla, una carne aliñada a mi gusto, ali-oli, lechuga, tomate y una de mis combinaciones favoritas, queso de cabra y cebolla caramelizada. Un bocado perfecto.

Ingredientes para las hamburguesas;

  • 500 gr de carne picada, mitad cerdo, mitad ternera
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de pimienta
  • 1 cucharada de salsa perrys
  • 1 cucharadita y media de mostaza

Ingredientes para la cebolla caramelizada;

  • 3 cebollas grandes
  • 50 ml de coñac
  • 50 ml de aceite de oliva
  • 50 gr de azúcar moreno

Ingredientes para montar las hamburguesas

  • 8 mini-panecillos de hamburguesa
  • lechuga
  • 2 tomates de pequeño tamaño
  • ali-oli
  • queso de cabra en rodajas

En un bol ponemos la carne picada con la sal, la pimienta, la salsa perrys y la mostaza. Mezclamos bien con las manos y dejamos reposar mientras preparamos la cebolla caramelizada.

En el vaso de la thermomix ponemos las cebollas peladas en cuartos, picamos 2 segundos al 5.

Bajamos los restos de las cebollas añadimos el aceite, el coñac y el azúcar moreno, programamos 35 min, varoma, velocidad cuchara y reservamos.

Formamos las mini-hamburguesas y las pasamos por la plancha hasta que se hagan.

A la vez que hacemos la carne abrimos los panecillos y tostamos el interior.

Para formar nuestra hamburguesa colocamos en la parte de abajo del panecillo una cucharadita de ali-oli, encima un poco de lechuga, una rodaja de tomate, encima la carne, la rodaja de queso de cabra y finalmente una cucharadita de cebolla caramelizada y coronamos con la parte de arriba del panecillo.

Con esta cantidad de carne preparé 8 mini-hamburguesas para los 8 panecillos que tenía y saqué otras dos de tamaño normal. La cebolla caramelizada que nos sobre podemos guardarla en un bote para otras preparaciones.

Hummus de cúrcuma y anacardos

Y aquí está la tonta del hummus, porque lo sé, lo mío con esta crema de garbanzos roza la obsesión, pero que queréis que os diga, me vuelve loca y es ver una nueva receta y no pienso en otra cosa hasta que lo pruebo.

Esta receta en concreto la vi en instagram, en la cuenta de @dulcementenadia y me dejó muda, así que me puse manos a la obra. La textura me ha resultado muy diferente a la de otros hummus y le hice un par de pequeñas variaciones para adaptarlo mas a mi paladar, pero nos ha gustado muchísimo. Le puse menos comino y ajo, pero le añadí aceite de oliva, que a mi el hummus me lo pide y un poquito de sal, que a mi el cuerpo me la pedía ;), pero ya sabéis, al final es cuestión de darle el toque de cada uno.

Ingredientes;

  • 400 gr de garbanzos cocidos
  • jugo de media lima
  • 50 gr de anacardos tostados
  • 40 ml de agua
  • 1/2 cucharadita de comino
  • 1 cucharadita de cebolla molida
  • 1 cucharada de cúrcuma
  • 1 diente de ajo
  • aceite de oliva hasta conseguir la textura deseada

En la thermomix o en una batidora, trituramos los anacardos con el agua.

Añadimos el resto de ingredientes (a excepción del aceite de oliva). Trituramos bien y probamos. Añadimos aceite de oliva hasta conseguir la textura y sabor que nos parezca y finalmente lo ponemos al punto de sal.

Vamos que como siempre, preparar un hummus no tiene ninguna ciencia, así que no llego a entender como nadie puede ir a comprarlo al mercadona con lo espectacular que está el que hacemos en casa 😉

Ha desbancado a mis adorados hummus nórdico y hummus de aceitunas negras? No, es mas, no creo que exista hummus mas buenos que esos, pero aun así es una opción deliciosa que os recomiendo probar, me ha gustado mucho mas que el de ajo negro o el de guacamole, que me gustó tan poco que ni me molesté en enseñároslo.

Tarta de crema y fruta fresca

Hoy es 20 de mayo y toca desafío, pero no es un desafío cualquiera, el el 9º aniversario del reto y para celebrarlo nos han propuesto preparar una tarta de crema y fruta fresca con una base casera.

La verdad es que tenía clarísimo que quería preparar la clásica tarta con base de masa sable, una rica crema y bien variadita de frutas, pero no ha podido ser y es que ahora mismo estoy sin horno. Mi horno que no ha cumplido 6 años y es el que venía de obra, nunca ha funcionado bien, estaba lleno de trucos para poder hacer cualquier cosa y había cosas que eran impensables como por ejemplo asar un pollo, lo quemaba por fuera y quedaba crudo por dentro por bajo que lo pusieras… en fin, que fue a peor hasta que nos hemos decidido ha cambiarlo. El caso es que se ha retrasado el nuevo y no ha llegado a tiempo para poder hacer el desafío. Yo en una ocasión como esta, la verdad que no quería faltar, así que se me ocurrió hacer la tarta con una base de bizcocho para microondas y ha salido deliciosa.

Lo de la variedad de frutas ya es otro cantar, pensé que tenia fruta de sobra en casa y resulta que no…. habíamos terminado las fresas y los albaricoques me pareció una pereza pelarlos y picarlos así que me decanté por kiwis, plátanos y melón.

Ingredientes para el bizcocho:

  • 2 huevos
  • 50 gr de azúcar
  • 1 pizca de sal
  • 50 gr de harina
  • 1/2 cucharadita de levadura
  • 1 cucharadita de vainilla

Ingredientes para la crema pastelera;

  • 2 huevos
  • 30 gr de Maizena
  • 65 gr de harina
  • 1 pizca de sal
  • 15 gr de mantequilla
  • 350 ml de leche
  • esencia de vainilla

Fruta fresca variada para cubrir la tarta

Lo primero que haremos será preparar la base de bizcocho, para ello colocamos la mariposa en el vaso de la thermomix e introducimos los huevos, el azúcar y la sal, programamos 4 min, 37º vel 3 y medio.

Añadimos la harina, la levadura y la vainilla y mezclamos 10 seg al 2, quitamos la mariposa y terminamos de mezclar con una cuchara y mucho mimo.

Vertimos la mezcla en un molde engrasado que pueda ir al microondas, tapamos con papel film y llevamos al micro, máxima potencia 2 min y medio.

El molde que yo tengo para poder hacer el bizcocho en el micro es de 22 cm y el molde en el que quería hacer la tarta era de 18 cm así que recorté el bizcocho y lo puse en el molde que quería utilizar.

Ahora vamos con la crema pastelera que no tiene mas ciencia que introducir todos los ingredientes en el vaso de la thermomix y programar 6 min, 90º, vel 4. Vertimos la mezcla en el molde que vamos a usar, encima del bizcocho y dejamos reposar hasta el día siguiente.

Cuando la tarta ya esté bien fría y la crema pastelera esté suficientemente consistente que se sostenga por si misma, la desmoldamos y la cubrimos con la fruta fresca.

Como veis es una tarta sencillísima que podéis hacer en menos de 30 min y de verdad que queda muy rica, el bizcocho es muy suave, la crema riquísima y luego tiene el frescor de la fruta. Una delicia.

Y ahora podéis pasar a ver la maravilla de tartas que han preparado mis compañer@s del desafío AQUI.

Coca de sardinas y tomates secos

No se el tiempo que hacía que no preparaba una cosa, seguramente incluso años. Me resultó curioso darme cuenta porque la verdad que me encanta y con la thermomix se hace en un momento, de hecho cuando la compré la preparaba constantemente. En fin que cuando nos enviaron el desafío de este mes y supe que la receta sería una coca, me entusiasmo la idea de volver a prepararla.

Uno de los miedos que tenía es que no tengo bien el horno, llevo meses queriendo cambiarlo, pero como con el tengo que cambiar la placa, como que no me acabo de decidir por ninguna. En fin, que mi horno es una locura, todo lo quema y eso a pesar de usarlo a 150º, por ese motivo me decidí por una receta sencilla con la espectacular masa del libro imprescindible de thermomix, que lleva solo 10 min de horno y los ingredientes se ponen ya listos.

El resultado es una coca que no ha quedado muy vistosa (la cebolla ni se aprecia en la foto) pero que estaba riquísima, pero es que esa masa te la comes sola si hace falta, que cosa tan rica…

En fin, vamos al lio

Ingredientes para la masa;

  • 50gr de aceite
  • 50gr de manteca de cerdo
  • 100 ml de agua
  • 1 cucharadita de sal
  • 300 gr de harina
  • 1 sobre de levadura seca
  • 1 pizca de sal

Ingredientes para cubrirla;

  • aceite
  • 2 cebollas
  • 2 latas de sardinas
  • 1 bote pequeño de tomates secos

Lo primero que haremos será la masa, para ellos ponemos en el vaso de la thermomix el aceite, la manteca, el agua y la sal, programamos 30 seg, 37º, vel 2.

Añadimos al vaso la harina con la levadura y la pizca de azúcar, mezclamos 20 seg a velocidad 6.

Retiramos la masa del vaso y la dejamos reposar una hora (este paso no es imprescindible, en la delegación de thermomix la preparaban muchas veces inmediatamente después de hacerla y es que la masa luego no es como de pan, si no crujiente… desde mi punto de vista podríamos ponerle mucha menos levadura.

Mientras la masa reposa picamos las cebollas y las sofreímos en aceite hasta que esté transparente (le pondremos un poco de sal también).

Estiramos la masa sobre la bandeja del horno y sobre ella extendemos nuestra cebolla pochada y colocamos las sardinas y los tomates secos. Llevamos al horno precalentado 170º durante 10-12 min.

Insisto en que la foto no le hace justicia, pero está riquísima y es que si nunca habéis preparado una coca con esta masa, ya estáis tardando en meteros en harina porque os va encantar.

Y ahora como cada mes, os invito a pasar y ver las maravillosas propuestas de mis compañer@s AQUÍ

Milhojas con merengue de caramelo

Y empezamos el año golosos, como si no hubiéramos tenido suficiente dulce estas navidades voy y os traigo una receta que rebosa azúcar. Pues es lo que hay porque toca desafío dulce y porque a nadie le amarga un dulce y la cuesta de enero siempre se hace mas llevadera concediéndonos algún capricho.

Pues como os comentaba, este desafío teniamos que preparar milhojas, la versión que mas nos gustara, tan libre como quisieramos, pero milhojas y yo que ya sabeis como soy… si no la tengo en el blog lo que se me antoja es hacerla lo mas fiel posible, pues me fui a preparar una tarta milhojas que en un principio se presuponía la mar de sencilla…. Pues bien, no lo ha sido tanto. Quería preparar merengue italiano porque no se baja, pero aunque me vi no se cuantos videos para saber como era el punto de hebra, se me paso y se convirtió en caramelo. De ahi que mi merengue sea de caramelo. No os puedo negar que el merengue quedó muy duro, que no se bajo ni un poquito y lo mejor, que estaba delicioso, con un sabor magnifico a caramelo. Pero os recomiendo prepararlo como yo lo hice??? pues sinceramente no y no porque el resultado no sea bueno, que lo es, si no porque lo pones todo perdido ya que cuando viertes el caramelo sobre las claras este sale también disparado al bol y al estar frio se endurece al momento… podeis ver las fotos de mi bol. Ese caramelo que queda pegado ya no lo puedes usar.

En fin, además de fallar con el merengue italiano, las fotos son un desastre, que le vamos hacer, estaba pachucha, con un gran resfriado que me dejó hecha polvo y no me quedó nada fotogénico. Ahora una cosa si os puedo decir, mi milhojas será feo, el merengue no será blanco y brillante, pero estaba………… de muerte lenta, espectacular, delicioso….. Así que doy por buenos todos los inconvenientes.

Ingredientes;

  • 1 lamina de hojaldre con mantequilla rectangular
  • azúcar glass

Ingredientes para la crema pastelera

  • 3 yemas
  • 100 gr de azúcar
  • 30 gr de maizena
  • 500 ml de leche
  • unas gotas de esencia de vainilla

Ingredientes para el merengue italiano

  • 3 claras de huevo a temperatura ambiente
  • 200 gr de azúcar
  • 60 ml de agua
  • 1/4 cucharadita de cremor tartaro (o en su defecto unas gotas de zumo de limón

Comenzamos con la crema pastelera ya que tendrá que enfriarse para poder utilizarla.

Ponemos todos los ingredientes de la crema en el vaso de la thermomix y programamos 9 min, 90º, velocidad 4. Mezclamos unos segundos al 9 por si hubiera algún grupo y reservamos hasta que esté fría y termine de coger cuerpo.

Continuamos cortando la lamina de hojaldre en 3 tiras iguales, las pinchamos con un tenedor para que no suban y las horneamos a 180 gr unos 10 min, o hasta que estén doradas. Reservamos

Continuamos con el merengue, para lo que batiremos las claras a punto de nieve (cuando comienzen a espumar le añadiremos el cremor o las gotas de limón.

Mientras montan las claras ponemos al fuego el azúcar y el agua, no lo tocamos y en principio tenemos que esperar a conseguir un almibar en punto de hebra. Si teneis un termometro sería a los 110º. Aun estaría transparente y sería espeso, en ese momento tendríamos que comenzar a vertirlo sobre las claras que ya tienen que estar a punto de nieve.

Vale, pues quedemonos en este paso, a mi me cristalizó el azúcar, no se porque, no se que hice mal, no recuerdo haberlo tocado, pero me cristalizó y lo único que pude hacer fue esperar a que caramelizara. Después decidí arriesgarme y añadirlo a las claras.

Tener especial cuidado al añadir el almibar o el caramelo, bajar un poquito la velocidad de la batidora para que salpique menos y usar una tapa antisalicaduras, porque podríais quemaros.

Una vez terminemos de añadir el almibar o el caramelo, seguimos batiendo a velicidad máxima esta vez durante por lo menos 10 min, hasta que consigamos un merengue bien duro y consistente.

Y ahora ya solo tenemos que montar el milhojas. Una capa de hojaldre, una capa de crema, otra de hojaldre, merengue, de nuevo hojaldre y terminamos cubriendo con azúcar glass.

Y ahora ya solo me queda invitaros a que disfrutéis de las versiones seguro que mucho mas vistosas que han preparado mis compañer@s del desafío aquí

Manjar blanco

Pues estamos de vuelta, después de estos meses tan raros, seguidos de un verano atípico, poco a poco nos vamos acoplando a nuestra vida diaria. Tengo montones de recetas pendientes para subir, lo que me falta es tiempo, pero poco a poco, todo se andará.

desafioenlacocina_maquetacic3b3n11-e1592508668304Hoy la receta que nos ocupa es la del desafío en la cocina y tengo que reconoceros que en la vida había oído hablar de este postre, por lo visto es una receta con solera que viene desde el medievo donde se preparaba con caldo de pollo. Sorprendente verdad? Pues bien, las recetas que yo he visto eran mas o menos todas igual, una especie de crema pastelera de leche de almendras.

Hoy la receta que nos ocupa es la del desafío en la cocina y tengo que reconoceros que en la vida había oído hablar de este postre, por lo visto es una receta con solera que viene desde el medievo donde se preparaba con caldo de pollo. Sorprendente verdad? Pues bien, las recetas que yo he visto eran mas o menos todas igual, una especie de crema pastelera de leche de almendras.

No se si os lo he comentado alguna vez, pero le he cogido bastante asco a las bebidas vegetales, no me gusta la leche y por el parecido ya no me llama la atención, pero es que cuando empecé a coger la degustabox me enviaron un montón y cociné mucho con ella para gastarla hasta que finalmente le cogí manía. En resumen, que la receta no me emocionaba demasiado, pero como había oído que se podía usar como relleno, se me ocurrió que podía hacer un brazo de gitano relleno… Pues como veis en la foto, no ha sido así, la crema queda espesa, pero no lo suficiente para sostener capas de bizcocho. Finalmente opté por servirlo así, en tarrina y con un poco de canela. No os voy a engañar, no me ha gustado nada, pero no os fieis de mi opinión, no soy objetiva, no me gustan nada las bebidas vegetales.

En fin, vamos con la receta, que es muy facilita.

Ingredientes;

  • 1 litro de bebida de almendras
  • 180 gr de azúcar
  • 50 gr de maizena
  • 1 palitos de canela
  • la piel de 1 limón
  • canela en polvo para decorar

Colocamos la mariposa en las cuchillas de la thermomix, añadimos todos los ingredientes excepto la canela en polvo. Programamos 10 min, 90º velocidad 3.

Pasado ese tiempo lo pasamos a unos cuencos y dejamos enfriar (en caliente estará mas liquido, al enfriar coge consistencia).

Servimos frío espolvoreado con un poco de canela.

Os invito a pasar y ver los manjares (nunca mejor dicho) que han preparado mis compañer@s AQUI.

Croquetas de grana padano y cebolla caramelizada

SAM_4022

Después de varios meses tenemos entrada nueva, en realidad estas croquetas estaban preparadas para publicar en el desafío de marzo, pero la situación excepcional nos invitó a todos a poner en suspenso nuestras vidas y el desafío también paró.

desafio+en+la+cocina_Maquetaci%C3%B3n+1+(1)Han sido unos meses raros verdad? personalmente he seguido trabajando desde casa y eso me ha ayudado mucho a pasar los días rapidamente sin que la desidia se apoderara de mi. También cociné mas que nunca, ahora tendré que buscar tiempo para enseñaros las recetas nuevas que probé.

En fin, de momento lo que os traigo son estas espectaculares croquetas, que si como yo sois fans de la cebolla caramelizada os van a encantar.

SAM_4016Lo primero que vamos hacer es preparar la cebolla caramelizada, sale mas cantidad de la que necesitamos, pero ….. lo agradecereis, está tannnnnnnn buena, yo me la fui comiendo acompañando unas tostadas con queso, espectacular (si, he cogido varios kg esta cuarentena, decirme que no soy la única)

 


Ingredientes para la cebolla caramelizada;

  • 3 cebollas
  • 50 gr de brandy
  • 50 gr de azúcar moreno
  • 50 gr de aceite

Pelamos las cebollas y las cortamos en cuartos. Las picamos en la thermomix 2 segundos a velocidad 5.

Bajamos los restos, añadimos el resto de ingredientes y programamos 35 min, varoma, velocidad cuchara.

Retiramos.

Ingredientes para las croquetas:

  • 50 gr de cebolla caramelizada
  • 100 gr de queso rallado grana padano
  • 50 gr de aceite de oliva
  • 1 diente de ajo
  • 100 gr de mantequilla
  • 170 gr de harina
  • 800 gr de leche
  • sal y pimienta
  • huevo y pan rayado para envolverlas

 

Ponemos el diente de ajo, la mantequilla y el aceite en el vaso y lo picamos 3 seg al 5.

Bajamos los restos y sofreimos 3 min, varoma, giro a la izq, vel cuchara.

Añadimos la harina y sofreimos 3 min, 100º, vel 2.

Incorporamos la leche, sal y pimienta. Mezclamos 10 seg al 6.

Programamos 7 min, varoma, vel 4 (con cubilete).

Añadimos a la masa la cebolla caramelizada y el queso rayado, mezclamos bien y reservamos hasta el día siguiente

Al enfriar el queso se endurece por lo que la masa se trabaja muy bien, formamos las croquetas como mas nos gusten, las pasamos por huevo y pan rayado y las freímos.

Son unas croquetas con un toque dulce bastante pronunciado así que aunque la cebolla está riquísima, reservaros las ganas de ponerle mas de la cuenta, porque si no pasarán casi a ser un postre.

Y ahora solo me queda invitaros a que paséis a ver las maravillosas propuestas de mis compañer@s del desafío AQUI

Runzas

IMG_20191118_154052El desafío de este mes me hace especial ilusión y es que no conocía esta receta y en cuanto investigué un poquito para saber de que se trataba me enamoró. Un bollito dulce relleno de carne picada, repollo y queso? que delicia.

desafio+en+la+cocina_Maquetaci%C3%B3n+1+(1)No os voy a engañar, la receta es entretenida, es lo que tiene preparar masas, que necesitas disponer de tiempo para esperar los levados… El resultado sin duda merece la pena, las runzas son extremadamente deliciosas. Cuando probé el relleno pensé que estaba muy seco, que tendría que comerme el bollo con alguna salsa, pero curiosamente luego cuando ya lo tenemos listo es mucho mas jugoso, seguramente debido a lo que suda en el horno. La mezcla de ese pan dulce con la carne picada es tal cual me la imaginaba, deliciosa.

IMG_20191118_153944La receta la vi en este blog Love Bakes Good Cakes y es que no encontré ninguna en castellano así que nos tocó traducir. Por este mismo motivo os voy a dar las medidas en tazas y cucharas. Es como venía en el blog y ahora que ya disponemos en casi todas las cocinas de estos utensilios medidores, no me ha parecido necesario pesarlo.

 

Ingredientes para la masa;

  • 1/2 tazas mas 1 cucharada de agua
  • 3 cucharadas de azúcar 
  • 1 huevo
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 2 y 1/4  de tazas de harina
  • 1 cucharadita de levadura seca

Ingredientes para el relleno;

  • 450 gr de carne picada
  • 2 tazas de repollo picado
  • 1/2 taza de cebolla picada
  • 1/2 taza de queso rallado
  • Sal y pimienta

Empezamos por preparar la masa, yo la hice en la thermomix, todos los ingredientes al vaso, en el orden en el que están puestos. 2 min vaso cerrado, espiga.

Sacamos la masa a un plato untado de aceite y la dejamos levar durante 1 hora. Es una masa algo pegajosa, ayudaros de un poco de harina o untaros las manos en aceite si os cuesta trabajo manejarla.

Mientras la masa leva iremos preparando el relleno, para el pondremos una sartén al fuego y sofreímos la carne picada hasta que esté dorada. Salpimentamos.

Añadimos el repollo y la cebolla, bajamos el fuego y dejamos cocinar durante 15 min, antes de retirar del fuego añadimos el queso y le damos unas vueltas hasta que se derrita, probamos para ver como va de sal y apartamos del fuego. Dejamos enfriar.

Cuando la masa esté levada la dividimos en 12 porciones, vamos estirando cada una de ellas, la rellenamos con una cucharada de la mezcla de carne y las cerramos. uniendo todos los borden debajo del bollo. 

Dejamos levar de 30 a 60 min.

Pre calentamos el horno a 180º, pincelamos nuestras runzas con mantequilla fundida y llevamos al horno durante 20 min. 

Servimos templadas.

Me da pena que las fotos no muestren lo sumamente buenas que están, tenía la cámara sin batería y mi móvil es nuevo, tiene una cámara muy potente, pero aun no se usarla. Pero podéis creerme el pan es suave, dulce y el relleno jugoso… en fin, es un bocado delicioso, si os animáis ya me contareis.

Y ahora os invito a ver las runzas de mis compañeros del desafío AQUI

Revuelto de judías verdes con jamón

SAM_3408

Cuando era niña no comía judías verdes, vale, no comía ni judías verdes ni nada de nada. Por aquel entonces me alimentaba de patatas fritas con chorizo y macarrones. Os podéis imaginar la guerra que era para mi madre y mi abuela intentar que probara cosas nuevas. En fin, que con los años vas probando cosas, te haces a mas sabores y hoy en día como prácticamente de todo,, pero las judías han sido de las últimas cosas que me dio por probar. De golpe un día me apetecieron, tenía la voz de mi madre en la cabeza diciéndome -no sabes lo que te pierdes, están riquísimas- y decidí hacerle caso. Pues desde entonces me encantan y las como todas las semanas.

Este revuelto que se hace muy fácilmente en la Thermomix es como mas me gusta prepararlas.

Ingredientes;

  • 1 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 40 gr de aceite
  • judías verdes finas y frescas
  • 50-75 gr de tacos de jamón
  • 50 ml de tomate frito
  • 50 ml de vino blanco
  • 1/3 pastilla de caldo o sal
  • 2 huevos

Ponemos en el vaso la cebolla y el diente de ajo, picamos 5 seg al 5 y bajamos los restos

Añadimos el aceite y sofreímos 5 min, 100º vel cuchara.

Añadimos los tacos de jamón y volvemos a sofreír otros 5 min, 100º, vel cuchara.

Mientras vamos preparando las judías verdes, que suelo cortar en 2 o en 3 trozos. No os he puesto cantidad, yo compro unos paquetes en Carrefour y no se deciros la cantidad que llevan.

Ponemos en el vaso las judías verdes, el tomate frito, el vino blanco y la sal o la pastilla de caldo. Programamos 30 min, 100º, vel cuchara. Cuando falte 10 min para terminar añadimos por el bocal los dos huevos.

Queda un revuelto muy jugoso y muy rico, le va fenomenal servirlo con unas patatas fritas y mezclarlo todo ya en el plato. Yo hoy las he preparado en mi nuevo juguetito, la turbo cecofry 4D que me acaba de regalar mi chico, han quedado super ricas y crujientes y apenas llevan aceite así que te queda un plato muy saludable.

No dejéis de probarlo, está de vicio.

Galletas de turrón

SAM_3403

Hoy os traigo una receta que corre desde hace años por la red y que tenía pendiente desde hace un montón de años que la vi en el especial de navidad de la revista Thermomix. Son unas galletas muy ricas y super fáciles de hacer, ideales sobre todo si queréis usar cortadores monos, sellos para galletas o incluso si queréis hacer una casita de galleta pero no os gustan las de jengibre. Mi única recomendación es que las doréis bien, la receta ponía 12 min de horno y mi primera hornada salió mas blanquita y menos crujiente, la segunda la dejé unos 15 min y muchísimo mas ricas y crujientes.

Las fotos son un desastre, hacía un día horrible y puse la cocina hecha un desastre, no ni sitio ni ganas de hacer mejores fotos.

Los moldes son monísimos, los compré en Aliexpress y estaba deseando estrenarlos. También venía un muñeco de nieve, pero no se donde lo metí en las fotos que me he dado cuenta que no sale ninguno.

Ingredientes;

  • 100 gr de mantequilla a temperatura ambiente
  • 200 gr de turrón de jijona (el blando)
  • 50 gr de azúcar
  • 1 huevo
  • 250 gr de harina

SAM_3402

Ponemos en el vaso de la Thermomix la mantequilla y el azúcar, la mezclamos 10 seg al 4.

Añadimos el turrón y volvemos a mezclar 10 seg al 4.

Añadimos el huevo y la harina y mezclamos 10 seg al 4.

Sacamos la masa del vaso, si hiciera falta la terminamos de unir, hacemos una bola y la envolvemos en film. La llevamos a la nevera durante 1 hora.

Pasada la hora precalentamos el horno a 180º, estiramos la masa y vamos cortando las galletas. Llevamos al horno hasta que estén doradas y después las enfriamos sobre una rejilla.

Estas galletas se prestan a decorar, pero como veis yo soy bastante inútil para hacerlo. No me gusta demasiado la glasa real así que las «decoré» (si entre comillas porque están un bastante cutres), en fin, que las decoré con chocolate blanco.

Una receta rápida y fácil que será ideal en enero para deshaceros del turrón que os ha quedado.